NO TE PREOCUPES, QUERIDA de Olivia Wilde

Hace tres años, Súper empollonas, la ópera prima de Olivia Wilde como directora de largometrajes fue un sorprendente éxito de culto y un intento de renovación del subgénero de comedias de instituto. Desde hace semanas y sin haberse estrenado aún la película, los medios de comunicación vienen informando acerca de la mala relación existente entre Olivia Wilde y su protagonista femenina, Florence Pugh, o sobre las razones por las que Shia Labeouf, en función de a qué versión se haga caso, abandonó o fue expulsado del proyecto. O de que Olivia Wilde recibió los papeles legales del proceso de la custodia de sus hijos en plena presentación del trailer de la película en una convención de propietarios de salas de cine. Pero por fin en el marco del Festival de Venecia, si bien fuera de la competición por el León de Oro, el público y la prensa ha podido ver No te preocupes, querida.

Don't worry darling Olivia Wilde Florence Pugh Harry Stiles

La película nos traslada a la década de los 50 y a una comunidad artificial e ideal construida en mitad del desierto donde entre preciosas casas de una sola planta con verdísimos y cuidadísimos jardines viven las familias protagonistas. Y mientras ellos van a trabajar en sus lustrosos coches de colores pastel, sus esposas se quedan en casa cuidando de ella, de sus hijos y preparando exquisitos guisos para cuando los esposos vuelvan agotados del trabajo. Todo precioso y primoroso gracias a la dirección de artística de Mary Florence Brown, el diseño de producción de Katie Byron, los decorados de Rachael Ferrara y el vestuario de Arianne Philips captados por la fotografía de Matthew Libatique y al son de la música de John Powell y una selección bastante obvia de éxitos de la época. Y por si fuera poco, de vez en cuando organizan unas fiestas en las que se lo pasan en grande. Un retrato ideal de la América grande que algunos conservadores estadounidenses añoran.

Don't worry darling Olivia Wilde Florence Pugh Harry Styles

Solo por su punto de partida y la forma de representar el mundo de los suburbios de clase acomodada queda claro que Olivia Wilde tiene presentes El Show de Truman, Pleasantville o Eduardo Manostijeras. Aunque mejor no sigamos con las referencias cinematográficas o acabaremos destripando la película a alguien.

Pero pronto su protagonista, una magnífica Florence Pugh, empieza a sospechar algo. Tiene un marido guapo que la adora (Harry Styles), una casa fantástica, unas amigas estupendas, una vida social intensa, pero a ese mundo ideal le van saliendo grietas y ella decide investigarlo. Lo más probable es que a esas alturas el espectador también tenga sus sospechas de que en ese mundo ideal hay gato encerrado. ¿Afroamericanos en unos suburbios prósperos de los años 50? ¿planos cenitales con coreografías que recuerdan a Busby Berkeley? ¿Casas llenas de espejos en los que se ve a su protagonista continuamente reflejada? De la mano de Alice, su protagonista, se irá descubriendo hasta qué punto esas sospechas, las de la propia Alice y las del espectador, son fundadas.

Don't worry darling Olivia Wilde Florence Pugh Harry Styles

No te preocupes, querida es un intento de hacer cine de denuncia social utilizando elementos del cine fantástico. De manera vistosa y primando el espectáculo. En el film caben la denuncia de las condiciones de la mujer en una sociedad machista, de la sociedad capitalista en la que priman la posición social y económica, del consumo y los bienes materiales como elementos que cubren las carencias en otros aspectos, del trabajo como núcleo sobre el que gira la vida. Pero a pesar de todo, el film se agota a falta de casi un tercio de metraje. El film decae y se vuelve repetitivo. Pero el guión tiene guardado un as en la manga. Un último fuego de artificio con el que afrontar la traca final. Lo malo es que a pesar de su espectacularidad, de que se nos venda como gran verdad revelada, se queda en un trampantojo, en más de lo mismo y al final No te preocupes, querida acaba siendo mucho ruido y pocas nueces.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies