Desde Francia ha llegado a Sitges la última producción de Quentin Dupieux, “Le Daim”, uno de los grandes logros de la Quincena de Realizadores de Cannes y una de las películas francesas con mejores críticas del año. También la esperada “The Wild Goose Lake”, de Diao Yinan, una película de ritmo frenético y de formas estilizadas que en la platea del Festival de Cannes puso en pie a Quentin Tarantino. Finalmente hemos huido de “Les particules (Particles)”, la producción franco-suiza dirigida por Blaise Harrison, su adolescente y el acelerador de partículas más grande del mundo.

LE DAIM (DEERSKIN)

Georges tiene 44 años, y su chaqueta recién comprada es de piel de venado. De hecho, la cazadora le habla. Y Georges está dispuesto a hacer lo que sea por esta preciada prenda. No hacen falta más presentaciones: vuelve Quentin Dupieux, con una película con aires de autorretrato y con un Jean Dujardin que brinda uno de los papeles de su vida.

LE Daim (DEERSKIN)

Quentin Dupieux comenzó a filmar, ya de pequeño, ya componer música electrónica bajo el alias de Mr. Oizo. Debutó en 2006 con “Steak” y se consagró con las inclasificables “Rubber”, “Wrong”, “Wrong Cops” y “réalité”.

Dupieux es un maestro de hacer películas partiendo de premisas surrealistas. Y nada más surrealista que este Georges interpretado por Jean Dujardin que queda fascinado por una chaqueta de venado hasta el punto de gastarse todo su dinero y creerse cineasta cuando le regalan una cámara. A partir de aquí la locura más extraña, pero divertidamente funcional, la chaqueta le habla, quieres ser la única y en Georges hará lo que sea, literalmente, para satisfacer su prenda. Con un metraje ajustado, un in crescendo de violencia y un desenlace perfecto, “La Daim” funciona.

LAS PARTICULAS (Particles)

En la frontera franco-suiza, P.A. y sus amigos pasan por esa edad tan compleja que es la adolescencia. Sin embargo, las tribulaciones propias de este periodo de crisis tendrán su correspondencia en un hecho más global: bajo la región de Pays de Gex, donde viven, se esconde el LHC, el acelerador de partículas más grande del mundo. Pronto, P.A. comenzará a pensar que a su alrededor está pasando algo extraño.

LAS PARTICULAS

Blaise Harrison ha realizado varios cortometrajes de ficción y documentales. “Las partículas” es su primera película, presentada en la Quincena de los Realizadores de Cannes.

“Las partículas” tendrá, probablemente, el honor de ser la película del Festival de Sitges con más fugas de la sala, una nuestra. Pesada, alucinógena sin demasiado sentido, “Las partículas” sigue las deambulaciones de un adolescente … Y ya se sabe que en aquella edad uno va más perdido que otra cosa, pero no sé si puede llegar a ser muy interesante ver en una pantalla grande (o pequeña) mientras te preguntas si en algún momento aparecerá algo que sea más fantástico que un búho blanco o más de ciencia ficción que un acelerador de partículas.

THE WILD GOOSE LAKE (NAN FANG CHE Zhan DE JU HOY)

Zhou intenta huir desesperadamente de una pelea entre bandas. Mientras mira de proteger a su mujer, una especie de mujer fatal le ofrece ayuda. Los elementos propios del noir se encuentran aquí con un paisaje de luces de neón y de lluvia incesante, que convierte los típicos paraguas transparentes en un arma inesperada. En la platea del pasado Festival de Cannes, Quentin Tarantino se puso de pie para aplaudir esta película a un ritmo frenético y con formas estilizadas.

THE WILD GOOSE LAKE

En “The Wild Goose Lake” se despliega como un rompecabezas desgarbado con estallidos de violencia. La narrativa lineal y clásica se rompe y “The Wild Goose Lake” se sumerge en China de bajos fondos. En “Black Coal”, con la que ganó el Festival de Berlín, un policía investigaba la aparición de un cadáver mutilado. Aquí vuelve a tener un personaje a la deriva en un ambiente decadente pero fascinante lo que le facilita la crítica social. Los espacios, ya sea la trastienda de una tienda de noodles o un lago, se vuelven laberínticos en la fuga de este personaje que huye de casi todos.

“The Wild Goose Lake” auna una fotografía hipnótica con una trama compleja, laberíntica como los espacios de los que hemos hablado y en algunos momentos pesada que requiere de plena atención para no perderse entre tanto personaje.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies