El día ha comenzado con el estreno de la ganadora del Premio del Jurado en el pasado Festival de Cannes, “Bacurau”, de Kleber Mendonça Filho y Juliano Dornelles, una distopía irónica, brutal y crítica con los tiempos que corren. Después ha llegado el thriller claustrofóbico “Harpoon”, un yate pondrá a prueba la amistad de los tres protagonistas y “After Midnight”, romanticismo con muestra. Para terminar la crítica más directa al control de Erdogan con “The Antenna”.

BACURAU

En un futuro próximo … el pueblo de Bacurau llora la muerte de su matriarca Carmelita, que ha traspasado a los 94 años. Unos días más tarde, los habitantes se dan cuenta que el pueblo está siendo borrado del mapa.

Bacurau

Kleber Mendonça Filho y Juliano Dornelles firman esta distopía profundamente irónica, brutal y crítica con los tiempos que corren, y que obtuvo el Premio del Jurado en el pasado Festival de Cannes.

“Bacurau” no acaba de encajar del todo con lo que sería la película típica y tópica del Festival de Sitges, sólo lo hace por este estallido de violencia final que siempre es tan aplaudido por el público de este certamen. Pero no sólo la violencia, “Bacurau” es un film efectivo con aires de western que denuncia, con un reparto muy coral donde destacan Sonia Braga y Udo Kier, los pocos escrúpulos de la política (el vacío que le hacen al alcaldable de turno ha sido uno de los mejores momentos de la proyección) y la colonización norteamericana.

El film combina ironía, distopía, realismo, surrealismo y un punto de humor negro que, poco a poco, atrapa al espectador mientras cala mensaje -el pueblo unido jamás será vencido- que hay bajo este “ojo por ojo” que acaba ensangrentado el desenlace.

Harpoon

A Richard se lo comen los celos. Las sospechas de que su novia, Sasha, tiene un asunto con su mejor amigo, Jonah, terminan en un ataque de ira. Así, cuando Sasha y Jonah le convencen que es mentira, Richard hace las paces invitándoles el yate familiar. El problema es que el motor se estropea, con el trío en alta mar y la tensión disparada.

Harpoon

“Harpoon” un thriller teñido de comedia comienza citando Aristóteles, a propósito de las tres clases de amistad que hay. Se transforma en thriller claustrofóbico cuando el espacio por el que se acaban moviendo los personajes es tan exiguo como el de un pequeño yate.

Y cuando estallen las tensiones y los secretos inconfesables entre los personajes interpretados por Munro Chambers, Emily Tyra y Christopher Gray, que forman el triángulo amoroso que propone el canadiense Rob Grant, todo estallará. Dirán cosas que no querían … o sí. Se herirán metafórica y físicamente. Se derramará sangre … o se recogerá (en otros momentos menos agradables) y enseguida está claro que, aquello no puede acabar bien de ninguna de las maneras. Y el misterio es saber quién maneja mejor las situaciones y quién sobrevivirá.

“Harpoon” no es ningún producto original pero como ya habíamos reflexionado suficiente “Bacurau” ya nos iba bien una buena dosis de mala leche sin mensaje detrás.

AFTER MIDNIGHT

Hank no sabía como era, de afortunado, tener una relación como la que tenía con Abby hasta que ella lo deja sin darle demasiadas explicaciones. La ruptura no sólo le deja con el corazón roto, sino con un monstruo que se planta en la puerta de su casa cada noche.

After Midnight

Jeremy Gardner (que también protagoniza y firma el guión) y Christian Stella (responsable a su vez de la fotografía) dirigen esta cinta de monstruos donde subyacen muchos de los códigos de la comedia romántica. Los dos juntos ya dirigir la película de zombies “The Battery” y la comedia “Tex Montana Will Survive”.

Siguiendo la misma línea de fantástico intimista de “The Battery”, “After Midnight” tiene mucho de viaje introspectivo hacia los miedos de uno mismo. Si queréis una definición: es una película romántica indie con monstruo, ni más, ni menos. Una cinta que basa mucho de su metraje con flashback que nos cuentan la historia de amor de Hank y Abby, en el momento que ella se ha ido y Hank tiene un monstruo (que no ha visto a nadie más y, por tanto, no se lo acaban de creer) que lo visita cada noche.

“After Midnight” empieza bien, continúa un poco pesada y repetitiva y acaba previsible, como toda la sala del Melià esperaba. Quizás hubiera sido bien algo menos de romanticismo indie y un poco más de monstruo rompiendo esquemas.

THE ANTENNA (BINA)

En una Turquía distópica, el Gobierno pone en marcha un nuevo sistema de comunicación para tener controlados todos los habitantes del país. La red se estropea en un edificio insalubre y Mehmet, el conserje de la finca, deberá enfrentarse a la malvada entidad que se encuentra detrás de las transmisiones que amenazan los inquilinos.

The Antenna

La situación política actual en Turquía ha dado a luz una ópera prima como “The Antenna” de Orçun Behram. El presidente Erdogan cortando libertades. En su lista hay medios clausurados, periodistas disidentes encarcelados. Todo ello hace que esta sociedad distópica que vive en este bloque de pisos donde se instala una sospechosa antena se convierta en un reflejo del presente.

Hemos empezado el día con cine social y la acabamos con otra. Esta vez con una película algo más de género con una carga político-social muy importante. Los problemas de “The Antenna” son su ritmo lento, la poca empatía que generan sus personajes y un quid de la cuestión que cuesta de arrancar la vuelven un poco pesada.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies