El cartógrafo
10Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

En el Teatre Goya, Blanca Portillo y José Luis García-Pérez vacían su talento buscando al cartógrafo.

Mirar el pasado para entender el presente. Esta es la máxima con la que Juan Mayorga presenta un texto que busca comprensión, curiosidad y redención.

La obsesión para encontrar respuestas a preguntas escondidas enmascara la búsqueda de Blanca. En Varsovia corre la leyenda que un cartógrafo se empeñó en dibujar un mapa del gueto judío de la misma ciudad. Pero como era demasiado viejo para salir a la calle confió en una niña que le hizo de piernas, ojos y transmisora de datos. Quería materializar un mapa antes de que no quedara rastro de aquella aberración.

El cartógrafo Teatre Goya

En un espacio escénico austero dominado por el rojo de la sangre y del dolor, Blanca Portillo y José Luis García-Pérez liberan su virtuosismo. Sus almas se ponen al servicio de los diferentes personajes con los que se van transformando en un ejercicio inigualable de intensidad artística. Literalmente, ambos vacían su talento para representárnoslos con el gesto y la voz, sin demasiados artificios.

El juego de luces y de oscuridad acompañan un espectáculo donde los cambios temporales y de localización nos acogen con unas transiciones precisas que nos permiten seguir el hilo argumental sin esfuerzos. Tan sólo unos cuantos elementos ayudan a una escenificación dominada por un rojo que irrita, que nos duele y que nos viste a todos de la misma manera. Blanca se obsesiona para averiguar si la historia del cartógrafo y la niña es cierta. Y en esta búsqueda oscilamos de un lado a otro intuyendo que tras este empeño hay una pregunta dolorosa y comprobando, más tarde, que la responde.

El cartógrafo Teatre Goya

El gueto de Varsovia, pues, aparece como un lugar donde todo el mundo ha ido alguna vez. Donde hemos encontrado el sufrimiento, la maldad, el miedo, la incomprensión … Representa un pasado que duele, pero que necesitamos pisar para reencontrarnos. Y es en este punto que el texto y la dirección de Juan Mayorga muestran una coherencia y deconstrucción punzante y mordaz que nos engulle gracias a la honestidad interpretativa de Blanca Portillo y José Luis García-Pérez: dos bestias generosas encima del escenario. El cartógrafo, en definitiva, nos regala un ejercicio de pureza teatral. Y el espectador acaricia la excelencia.



Donde: Teatre Goya
Duración: 2 horas
Autor y director: Juan Mayorga
Intérpretes: Blanca Portillo y José Luis García-Pérez
Fechas: Hasta el 21 de Julio
Comprar entradas


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies