11. BEANPOLE de Kantemir Balagov

La confirmación del talento del joven director de Demasiado cerca (Tesnota) se llevó el premio a la mejor dirección y el premio Fipresci de la sección Un Certain Regard con este relato duro e implacable de la vida de dos mujeres tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial.

Beanpole Kantemir Balagov

Un retrato intenso y claustrofóbico de la miseria física y psíquica de sus dos protagonistas, de gran fuerza visual, en el que cierta dispersión en su escritura se compensa con la fuerza dramática y narrativa de sus imágenes. Balagov consigue ser a la vez apabullante y delicado, apretar y acariciar al mismo tiempo.

12. NUESTRAS MADRES de César Diaz

Nuestras madres, la ópera prima de César Díaz, Cámara de Oro a la mejor ópera prima presentada en el festival y Premio SACD de la Semana de la Crítica, narra la investigación de un joven antropólogo forense que mediante testimonios e investigaciones trata de localizar las fosas comunes en las que están enterrados los maridos y los hijos de las madres que dan título a la película.

Nuestras madres César Diaz

Si bien la búsqueda de los desaparecidos por las dictaduras militares de Centro y Sudamérica ha dado lugar a numerosas películas en los últimos años, Nuestras madres encuentra su personalidad en la forma de reflejar el debate entre la historia colectiva y la personal, entre lo puramente profesional y lo familiar, en el conflicto entre el registro documental a base de testimonios o el emotivo montaje en el que se suceden los rostros marcados por la masacre colectiva y el drama íntimo, sentido e individual de la tragedia personal.

13. HATSUKOI (FIRST LOVE) de Takashi Miike

El director más prolífico del cine actual, presentó su película número 104 en la 51 edición de la Quincena de Realizadores, en la que en una misma noche un boxeador con un tumor cerebral conoce a su ‘primer amor’ del título, una prostituta adicta a las drogas que sin buscarlo acaba involucrada en un caso de tráfico de estupefacientes y ambos perseguidos por un policía corrupto, yakuzas, una asesina enviada por las triadas chinas y fantasmas del pasado en ropa interior.

First Love Takashi Miike

El título no engaña, Hatsukoi habla de un primer amor, pero también es una comedia llena de acción, violencia y locura sobre la lucha por la supervivencia en los bajos fondos de Tokyo, en la que Miike a pesar de la acumulación de elementos, se muestra en pleno control de los mismos y mantiene el foco narrativo del film: la pareja de amantes que vive la primera noche de su historia de amor.

Miike sabe lo que sus aficionados esperan de él y no defrauda. Sirva de ejemplo el momento en pleno clímax violento de la película, en el que Miike haciendo de la necesidad virtud, convierte sus carencias de presupuesto en un hallazgo estilístico sorprendente, ingenioso e hilarante que provoca las carcajadas y la ovación de los espectadores y el ahorro de un buen dineral en efectos especiales a los productores.

14. O QUE ARDE de Oliver Laxe

Tras triunfar en la Quincena de Realizadores de 2010 con Todos vós sodes capitáns y la Semana de la Crítica de 2016 con Mimosas, el gallego Oliver Laxe dio el salto a la sección Un Certain Regard en la que se llevó el Premio del Jurado, con esta película sobre un hombre que tras un periodo en la cárcel por haber provocado un incendio, vuelve a su pueblo junto a su anciana madre y sus tres vacas.

O que arde Oliver Laxe

Tras una impactante, misteriosa y sugerente primera secuencia, con un estilo naturalista y una cadencia pausada Laxe consigue la inmersión del espectador en la realidad de su protagonista.

Mediante imágenes de gran belleza, pero sin caer en el esteticismo, apoyado en el excelente trabajo de fotografía de Mauro Herce, Laxe opone la vida en armonía entre el hombre y la naturaleza con la tirantez en la relación entre los hombres y el peso del pasado en la misma.

15. LES MISÉRABLES de Ladj Ly

La ópera prima de Ladj Ly, basada en su cortometraje homónimo nominado a un César y que se llevó el Premio del Jurado de la sección a competición del Festival, es una crónica de la difícil relación entre la policía encargada de mantener la paz y el orden y las distintas comunidades que habitan en el barrio multicultural, multirracial y multirreligioso de Montfermeuil en el banlieu de París.

Les misérables Ladj Ly

Con un estilo casi documental, enérgico y contundente, no especialmente innovador, pero con un pulso firme en el que prima la cámara en mano y abundan los planos rodados desde drones, que por esta vez tienen su sentido narrativo y dramático, muestra los esfuerzos de los tres policías protagonistas junto a los cabecillas de la comunidad por mantener la estabilidad del barrio.

Pero es en su último tercio, menos realista, pero más revelador y con mayor carga política y dramática, en el que Les Miserables encuentra su personalidad y sello diferenciador respecto de otras propuestas similares y nos lleva casi a olvidar el maniqueísmo y la simplicidad de algunos de los planteamientos de su primera parte.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies