Vengadores: Endgame
8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (6 Votos)
2.5

11 años y 22 películas después, llega la hora del adiós. Y si, no será un adiós completo porque como mínimo sabemos que Spider-Man y los Guardianes de la Galaxia volverán con más aventuras, pero Vengadores: Endgame cierra un ciclo, un arco argumental y un conjunto de historias que a lo largo de más de una década han cambiado para siempre el cine de superhéroes, mientras el mundo fuera de las salss también cambiaba.

Vengadores: Endgame nos devuelve al después de la devastación, al después de que Thanos hiciera chasquear los dedos y se cargara a la mitad de los seres vivos. Pérdida y desolación imperan en un mundo donde ni siquiera los superhéroes supervivientes – Tony Stark/IronMan (Robert Downey Jr.), Steve Rogers/Capità Amèrica (Chris Evans), Natasha Romanoff/Vidua Negra (Scarlett Johansson), Clint Barton/Ull de falcó (Jeremy Renner), Thor (Chris Hemsworth) y Bruce Banner/Hulk (Mark Ruffalo) – acaban de encontrar su propósito ni la manera de recuperarse de la derrota. Pero, ¿y si no todo estuviera perdido? ¿Y si la aparición de la Capitana Marvel (Brie Larson) y el regreso de Scott Lang / Ant-Man
(Paul Rudd) abrieran una brecha a la esperanza?

Vengadores: Endgame

Ha habido películas más redondas o más flojas en este Universo Cinematográfico de Marvel. Pero sus diferentes responsables han puesto especial cuidado en no limitarse a proporcionar entretenimientos descerebrados cargados de efectos especiales. Las historias, los personajes, los diálogos, la construcción de un mundo y una familia, en definitiva, han sido ingredientes fundamentales.

Y de nuevo, la prueba es que Joe y Anthony Russo han dedicado casi seis horas a explicarnos los sucesos de Infinity War y Endgame y hay muy pocos momentos en todo este metraje que parezcan sobrantes. El volumen de personajes y sus historias personales merecían cuidado y atención y se los han proporcionado. Sin olvidar el entretenimiento, las luchas y los efectos especiales, al final lo que queda es la conexión emocional con unos héroes y heroinas que hemos ido conociendo y amando durante tanto tiempo que cerrar en falso cualquiera de sus arcos argumentales hubiera sido casi una traición.

Vengadores: Endgame

Poco más podemos explicar de los detalles de esta Vengadores: Endgame en concreto sin entrar en spoilers, y menos cuando las sorpresas comienzan desde los primeros minutos. Pero sí podemos decir que los directores Joe y Anthony Russo y los guionistas Stephen McFeely y Christopher Markus, han encontrado una manera emocionante, emocional y a la vez creativa de reconectar todo el universo Marvel, jugando con el tiempo y el espacio, ofreciendo giros y sorpresas, desplegando sin prisas su medido plan narrativo. Encontrando el equilibrio entre las espectaculares batallas, el drama, el humor y los momentos íntimos, la tensión y la distensión.

Y sí, el film no es totalmente redondo y se le pueden encontrar algunas pegas (el papel de la Capitana Marvel en la resolución o un impostado momento feminista para ponerse quisquilloso). Pero estos no son más que detalles que no deslucen el conjunto, plagado de referencias a los cómics, a las películas anteriores, a la cultura popular, sonrisas, lágrimas y acción, en definitiva todo lo que podríamos desear de este fin de ciclo. Todo el equipo ha tratado con un amor y un respeto el material que tenían entre manos que traspasa la pantalla.

Vengadores: Endgame

Y al final, a pesar de que uno pueda sentir pena por haber llegado al cierre, este es tan gratificante y deja una sensación tan bien trabajada de círculo completado que la pena se transforma en satisfacción. En la despedida a este universo que es tan suyo como nuestro, los créditos culminan con un homenaje a todos, a los personajes, a los actores que les han dado vida y a los fans que los hemos hecho nuestros. Así, el plan que se empezó a trazar allá por 2008 con el estreno de Iron Man ha culminado con éxito y mientras el mundo se volvía más oscuro fuera de las salas de cine, 22 películas nos han vuelto a hacer soñar en un mundo de héroes idealistas tal como los cómics que los vieron nacer lo hicieron décadas atrás.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies