"El carrusel de las confusiones" de Andrea Camilleri
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

“El carrusel de las confusiones” es el veinticuatreno libro de la saga de aventuras detectivescas del comisario Montalbano. Andrea Camilleri es, evidentmente, su autor. La acción transcurre como es habitual en Vigata (seudónimo de su Porto Empédocle natal) donde una serie de secuestros misteriosos y, hasta cierto punto, inofensivos suponen quebraderos de cabeza para el protagonista y sus ayudantes.

Con el trazo de un maestro que conoce todos los trucos y sin miedo a hilar poco fino, el escritor siciliano presenta a pequeña escala el dilema moral de la obra (los errores de juicio y sus consecuencias) mediante una introducción simbólica que incluye no una sino dos moscas. Otra muestra del talento de este artista veterano es la forma elegante en la que hace fluir la historia. Utiliza párrafos muy breves (reminiscencia de su formación teatral y de guionista) que toman la directa y nos comunican todo lo que tenemos que saber antes de pasar al siguiente. La desaparición casi total de los puntos seguidos no es un misterio a resolver ya que es un elemento de estilo del escritor. Todo esto hace que este libro, como sus predecesores, se lea muy ágilmente. También ayuda a ello el frenetismo que Camilleri inyecta a la investigación policial. Somos presentes en cada decisión tomada por el comisario y eso nos involucra en la historia.

Otro acierto del libro (y de la saga) es capturar la atmósfera de una comisaria de policía y las dinámicas que se crean entre las distintas personas que allí trabajan. Des de posiciones muy diferentes y con métodos completamente opuestos han conseguido encontrar un encaje que les ayude a resolver las investigaciones con más eficiencia. Al centro tenemos el veterano Montalbano quien con los años ha ido perfilando su instinto detectivesco hasta tal punto que se atreve a poner en duda hasta al testimonio más fiable. Su contrapunto es Fazio, mucho más compulsivo. Siempre un paso por delante de los otros, lo sabe y, sutilmente, se vanagloria. Augello es el elemento de distensión y con sus comentarios jocosos evita que mitifiquemos demasiado al comisario. Finalmente, tenemos a Catarella quien reordena letras y palabras a su gusto. Cada personaje tiene su voz propia en la pluma de Camilleri (especialmente este último) y hay un constante uso de dialectismos. Esto puede suponer un sueño o una pesadilla para el traductor. En el caso de Pau Vidal (quien ha traducido el libro al catalán) supera el reto. El escritor de aclamadas novelas como Aigua Bruta juega con el lenguaje de una forma muy adecuada al tono del libro.

Antes de concluir, solo mencionar positivamente otro recurso estilístico del escritor. Cambia de capítulo a media conversación (interrogatorio). Esta disrupción de la escena nos indica que una información relevante ha sido compartida y nos da tiempo a asimilarla antes que el comisario haga la siguiente pregunta.

“El carrusel de las confusiones” es una entrega que mantiene la calidad media de la saga Montalbano. Juega con temas clásicos de la literatura y cine negro como que un error al tomar una decisión tiene consecuencias morales y como que las apariencias engañan. 237 páginas de intriga bien gestionada que os leeréis en un día o dos.



Editorial: Salamandra
Web editorial
ISBN: 978-84-9838-941-8
Páginas: 224
Precio: 17.00 €


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies