Escape room
5.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

“Escape room” amenaza en convertirse en una nueva franquicia interminable. Ya sabéis: estos espacios que ponen a prueba el ingenio de los más intrépidos, están de moda. Hay verdaderos profesionales obsesionados en no perderse ninguno de estos lugares: encontrar todas las pistas, venció el cronómetro y salir antes del tiempo previsto.

El cine, como también ha hecho el teatro recientemente con la obra de teatro de Joel Joan, no podía dejar escapar este filón. Si en el teatro se ha optado por la vertiente más cómico, la versión cinematográfica opta por un thriller claustrofóbico al estilo de “Saw” o “Cube”.

El punto de partida es fácil. Seis desconocidos se encuentran atrapados en un escape room mortal donde deberán hacer uso de su ingenio para poder escaparse. Los han invitado misteriosamente y parece que tienen algo en común. Enseguida se darán cuenta que no es un juego inocuo … su vida corre peligro.

Escape room

Una de las protagonistas, y una de las caras más conocidas del film, es la de Deborah Ann Woll (Karen Page en la serie “Daredevil”). A su lado un montón de otros nombres más desconocidos como Logan Miller ,  Taylor Russell ,  Tyler Labine ,  Jay Ellis y Nik Dodani . El grupo es ecléctico, obvio, arquetípico y poco original: Zoey (Russell), la tímida estudiante de física; Ben (Miller), repositorios de una tienda, todo un loser; Amanda (Woll), veterana de guerra; Mike (Labine), camionero; Jason (Ellis), inversor de éxito, y Danny (Dodani), un nerd aficionado a estos juegos.

Tras la cámara Adam Robitel , con alguna experiencia con el cine de terror y los culpables del guión (o lo poco que hay) Bragi F. Schut  y  Maria Melnik . “Escape room” es distraída, pero poco original y con una trama más bien corta. Quizá los personajes son los que más sufren de la falta de historia detrás. Caras poco conocidas con las que el espectador se implica poco y, por tanto, no es importante quien muere, ni quien vive. Esta falta de carisma la sufre, sobre todo, Taylor Russell, quien en principio parece la más protagonista.

Quizás lo más destacado de “Escape room” son las ambientaciones de las habitaciones tan conseguidas. Por lo demás todo es bastante previsible, se deja ver, pero se suma un final muy abierto que vomita un exceso de explicación. Un aviso de que habrá continuación, lo que el espectador puede descubrir el solito y bien al principio.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X