Seguimos con nuestro repaso de la programación del Americana 2019. Las dos películas que hemos visto hoy han sido: Tyrel y Damsel.

Tyrel

Tyrel es el nombre de un joven afroamericano que acompaña a un amigo a celebrar el cumpleaños de uno de sus colegas, en una casa remota en medio de la nieve. Una vez allí, el malestar de Tyler va en aumento al aflorar las bromas y los comentarios racistas entre los invitados a la fiesta.

La nueva película del director, guionista y cantante chileno Sebastián Silva, es un ejemplo perfecto de mumblecore aburrido. ¿Qué es el mumblecore? Es un subgénero del cine independiente norteamericano que se caracteriza, en general, por representar comedias dramáticas alrededor de jóvenes de 20 a 30 años que buscan su lugar en el mundo. Como ocurre en Tyler, en este tipo de films las interpretaciones acostumbran a ser bastante naturalistas y suelen estar rodadas con predilección por los planos largos con la cámara en mano.

La incomodidad que siente el protagonista remite a grandes cintas de suspense y terror de los últimos años, como La invitación (Karyn Kusama, 2015) o Déjame salir (Jordan Peele, 2017). A diferencia de aquellas, sin embargo, en Tyrel no hay un desarrollo de la tensión dramática y la atmósfera enrarecida no cristaliza en absolutamente nada. A pesar del buen desempeño del elenco, encabezado por Jason Mitchell, Christopher Abbott, Caleb Landry Jones y Michael Cera, la película pasa sin pena ni gloria y su discurso anti-racismo queda absolutamente difuminado.

Nota: 5,5

Damsel

Damsel era un de los platos fuertes del Americana 2019 y no sólo no ha decepcionado, sino que se convierte en una de las mejores películas de lo que llevamos del festival. Se trata de la nueva película de los hermanos David y Nathan Zellner, bastante desconocidos aquí. Presentes como invitados especiales de esta edición, esta pareja de directores, guionistas y actores son los responsables en los últimos años de interesantes films independientes, como Kid-Thing (2012) y Kumiko, the Treasure Hunter (2014). Ahora presentan su primera incursión en el western, un film muy personal y delirante, con Robert Pattinson y Mia Wasikowska.

Después de un fantástico prólogo que sirve para introducirnos en el tono del relato, la historia se centra en el viaje por el Oeste americano de Samuel Alabaster, un joven que pretende rescatar a su dulce prometida, Penélope, secuestrada por unos delincuentes, y casarse con ella. Tenemos un supuesto héroe, su añorada amada y el motivo del viaje lleno de peligros. Pero Damsel es un western atípico: los Zellner juegan en todo momento con las expectativas que tenemos los espectadores ante un género tan fijado en el imaginario como es el western y las dinamitan, mediante una sucesión de momentos delirantes y giros de guión imprevistos, en un relato en el que nada es lo que parece.

Como ya hiciera S. Craig Zahler con su ópera prima, la excelente Bone Tomahawk, Damsel subvierte los arquetipos del western para añadirle modernidad a su propuesta, una entretenida fábula que desmitifica a la vez el ideal romántico y el Lejano Oeste.

Nota: 8

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies