Con la espantada de Zhang Yimou que ha dejado malherida la Competición, la otra película china, “Di jiu tian Chan (So Long, My son)”, se perfila como virtual ganadora de la Berlinale 69, si el jurado coincide con la crítica. Mientras apuramos las últimas horas de una edición lampiña más nos vamos de misa con la Sacerdotisa Mayor, Aretha Franklin.

En pleno festival, apenas dos días antes de proyectarla, se caía una de las películas a Competición de este año. La Berlinale anunciaba que la última producción del consagrado director chino, Zhang Yimou, no llegaba a tiempo. Problemas en la posproducción impedían ver en las enormes pantallas de Berlín su nuevo largometraje ambientado en la Revolución Cultural. Yi miao zhong” (One Second) salía de la pelea por el Oso de Oro, lo que dejaba la terna en 16 títulos. Y el concurso por los premios sentenciado para el jueves.

La espantada ha provocado toda clase de rumores en los mentideros de la Berlinale. Alguna mente mal pensada podría imaginar que Zhang ha decidido dar un paso atrás para no sufrir una humillante derrota a manos de su compatriota, el independiente Wang Xiaoshuai. Porque a juicio de todas las críticas, la saga familiar, panorama de una sociedad,Di jiu tian Chan (So Long, My son)” debería alzarse con el Oso de Oro en la ceremonia del sábado. Wang ya sabe lo que es recoger una estatuilla en Berlín. Las dos anteriores veces que estuvo en Competición  se llevó Gran Premio del Jurado en 2001 por “Shi qi sui de dan che” (La Bicicleta de Pekin)  y el Oso de Plata a Mejor Guión en 2008 por “Zou You” (“In Love We Trust” editada en España  sólo en DVD).

So long my son

Arropados por sus compañeros de trabajo y vecinos, Yaoyun (Wang Jingchun) y su esposa Liyun (Yong Mei) conforman una familia feliz hasta que su hijo muere. Se desplazan del campo a la gran ciudad, sin conocer a nadie ni entender el dialecto local. Su hijo adoptivo tampoco les hace la vida fácil. Al final deciden volver al lugar donde fueron felices. Parte melodrama, parte crítica social, el film se expande por tres décadas, desde los años 80 tras la Revolución Cultural hasta el capitalismo salvaje actual.

Wang ha retratado la vida con sus altos y sus bajos, con sus mezquindades y sus arrepentimientos,… un retrato personal y de un país que en 30 años ha cambiado sustancialmente. Y lo hace con una serie de saltos en el tiempo lo que agiliza los 175 minutos de metraje. Con una parte final que te hace atarte a la silla, el film ya tiene garantizada la distribución en España.

Amazing Grace

Y como colofón a una Competición bastante regulera, la Berlinale nos guardaba un bombón final. El documental inacabado que grabó Sydney Lumet sobre la grabación de un disco de gospel de la Reina del Soul, Aretha Franklin. En Amazing Grace el realizador Alan Elliot retoma aquella filmación inacabada para la Warner Bros realizada en 1972. Y nos permite observar la grabación en vivo, en una iglesia de Los Ángeles, del disco del mismo nombre, el LP de gospel más vendido de la historia de la música. Una vuelta a los orígenes de la cantante, hija de un pastor baptista, que se fogueó en la música en el coro de su iglesia.

En un tono de cinema verité, en el que no nos ahorra los zoom in y los desenfoques, el documental nos permite ver a los Rolling Stones entre el público jaleando a Aretha y a Sydney Lumet dirigiendo las cámaras. Y cómo no, oír a la Reina del Soul cantar himnos tan conocidos como “Wholy Holy” o el conocido “You’ve Got A Friend”, compuesto por Carole King y que se pudo oír en el funeral de la propia Aretha en agosto del año pasado. El Berlinale Palast ha irrumpido en un gran aplauso tras la proyección del bellísimo film, homenaje a la cantante, y ya estrenado en Estados Unidos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies