Bohemian Rhapsody
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votos)
8.3

Hace justo 8 años, asistimos al estreno de “When you’re strange: a film about The Doors”, donde Tom Di Cillo reivindicaba la que se convirtió en una de las bandas de rock más representativas e influyentes de América, poniendo en valor el grupo, por encima del icono que fue Jim Morrison, sin restarle alabanzas a su talento, pero situándolo en un contexto.

La recordaba ayer cuando salía de ver “Bohemian Rapsody”, mientras en mi cabeza no paraban de resonar canciones de Queen a todo volumen. Porque que la historia escrita por Anthony McCarten y rodada por Bryan Singer y Dexter Fletcher es un canto que consigue hacer justicia a Queen, sin minimizar la genialidad artística de Freddie Mercury, pero revindicando también todo el entorno y compañeros de banda que lo catapultaron a un altar en la historia de la música.

En “Bohemian Rapsody” todo empieza por una de aquellas casualidades que llevaron al joven Freddie (Rami Malek) a un local donde actuaba un grupo integrado por Bryan May (Gwilym Lee) y Roger Taylor (Ben Hardy) que estaban a punto de quedarse sin su cantante. Y a partir de allí, durante dos horas y cuarto, realiza un biopic de corte bastante clásico, pero que es capaz de poner en pantalla una enorme cantidad de temas: la relación de Freddie con quien siempre denominó el amor de su vida, Mary Austin (Lucy Boynton), la influencia de la educación de su familia originaria de Zanzibar, el latente racismo, las drogas, el largo camino de aceptación y autoaceptación de su sexualidad, la voracidad de la industria discográfica, la prensa, las malas compañías que lleva el éxito, la soledad, y un largo etcétera.

Bohemian Rhapsody

El material de partida, pues, ya estaba ahí, la vida de los Queen, pero su traslación a la pantalla no sería tan vibrante como resulta sin los componentes que han creado la película. Evidentemente destaca un Rami Malek que a la que consigue hacerse a la incomodidad de la prótesis para emular la dentadura de Mercury, se mete en el personaje de forma brillante. Nadie duda de su candidatura a los próximos Oscar por el papel, totalmente merecida. Yo me atrevo a postular otro, Gwilym Lee está magnífico como Bryan May. Y son sólo dos nombres en un amplísimo cast donde todo el mundo aporta su grano de arena, tal como en la vida real todos conformaron lo que Queen llegó a ser.

Narrativamente, el film sigue una pauta bastante clásica, desde un punto de partida iniciático, ascenso, caída y redención. Pero a lo largo de este hilo va encabalgando todo aquello de lo que quiere hablar con un ritmo y astucia que, sobre todo para los que no conozcan la historia de Queen, no deja sensación de plantilla trillada.

Todos los temas se abordan, sin juicios ni poniendo especialmente un foco analítico en unos más que en otros. “Bohemian Rapsody” tiene la inteligencia (quizás alguien la considerará cobardía) de no recrearse en aspectos polémicos, o hacer juicios de valor. Para quien quiera profundizar ya hay una inmensa hemeroteca y un gran número de documentales.

Bohemian Rhapsody

Con este tono se construye la amalgama que dio vida a una banda, que tuvo las narices de romper esquemas, transgredir las divisiones de géneros musicales, que retó a los convencionalismos de las radios y las discográficas y que compuso himnos inmortales haciendo de la conexión con su público una máxima. Toda una oda a la creación artística.

Y haciendo honor a este objetivo, los últimos 20 minutos se dedican, no a la muerte de Mercury sino íntegramente el concierto de Live Aid de 1985, un acto benéfico para recoger fondos contra el hambre en África. La cámara nos transporta de forma immersiva, alternativamente entre el escenario y el público, desde aquellos que entonces ya sabían que se les acercaba el final a aquellos que se habían rendido a una nueva manera de hacer música. Una comunión de voces, palmas y golpear de pies, y emociones que ponen el colofón ideal y adecuado a la historia de la banda, las canciones de los cuales os llevaréis resonando en la cabeza a la salida del cine.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies