Venom
4Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

En la carrera de las adaptaciones cinematográficas de los dos principales universos de los cómics, por ahora Marvel era la que encadenaba más éxitos, mientras que DC acumulaba las peores críticas. Pero nada en este mundo ya sobreexplotado los héroes es infalible y ahora le ha llegado el turno del pinchazo a la Marvel con “Venom” de Ruben Fleischer.

La traslación de “Venom“, un personaje que en las viñetas surgió dentro del universo de Spider-Man, en el cine, es de aquellos proyectos que llevan un montón de años de intenciones, rumores, puestas en marcha, cancelaciones y cambios de manos. Y esto, sabemos por experiencia cinéfila que suele augurar desastre, lo que en este caso se ha confirmado.

El “Venom” cinematográfico es un constante quiero pero no. Quiero llevar a la pantalla uno de los personajes más interesantes del mundo Marvel, pero le despojo de toda la relación con SpiderMan que le dio sentido y gracia en los cómics. Quiero hacer una historia oscura y para adultos como correspondería al personaje, pero al final me acabo sometiendo a unos dictados que acaban convirtiendo mi filme en un absurdo para todos los públicos con un humor impostado y sin una gota de sangre (sin parar de hacer referencia a que el simbionte se come la gente pero no lo mostráramos no vayamos a perturbar a nadie). Porque si se quiere abordar un antihéroe con ironía o incluso mala leche, si lo haces bien te puede salir un “Deadpool” pero si lo haces contradiciendo los principios de base, te queda el film que tenemos ahora en pantalla.

Venom

¿Qué nos cuenta pues esta “Venom”? Nos presenta a Eddie Brock (Tom Hardy), un popular reportero televisivo que se dedica a hacer reportajes de actualidad. Una de las investigaciones le lleva a hurgar en los experimentos de Carlton Drake (Riz Ahmed), un científico megalómano que está intentando fusionar, sin mucha ética, humanos y seres alienígenas. Después de que Eddie pierda el trabajo y la prometida (Michelle Williams) en un solo día, acabará volcándose tanto en sus pesquisas que acabará él mismo convertido por accidente en un simbionte.

Esto da lugar a algunas de las pocas chispas de la película cuando Eddie debe aprender a convivir con el ser que le ha ocupado el cuerpo y se dedica a mantener conversaciones con sí mismo. Para el resto va perdido por la historia, entre incrédulo e histriónico, en una de sus peores actuaciones hasta hoy, secundado por una Michelle Williams también en uno de sus momentos más horrorosos en pantalla.

Un elemento, las interpretaciones, por parte de un cast que no parece tomarse con una mínima seriedad ni nivel interpretativo ninguna de las escenas. Pero sumémosle otros como un montaje atropellado que desluce las escenas de acción, la sensación de que todo lo que se ve tiene tijeretazos por todos lados, un intento de sentido del humor que no encaja, una historia sin mucho interés -demasiado alargada y tópica en la presentación y demasiado acelerada en el tramo final – y el hecho de que se note que todo ello se ha querido hacer encajar con calzador en una clasificación de público que no es la que se tenía originalmente en mente. Resultado: Venom, el más sonoro pinchazo del universo Marvel cinematográfico en los últimos tiempos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies