Allí donde van las hormigas
9Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Dicen que todas las historias que hablan de un viejo o de un niño o de una cabra acaban con una sonrisa…

Con la típica estructura de un cuento de las Mil y Una Noches, “Allí donde van las hormigas” nos presenta a Said, quien está obsesionado con las hormigas que le parece que son los únicos seres vivos de su ciudad que tienen un objetivo en la vida: Inmutables e inasequibles al desánimo siguen su camino rodeando todos los obstáculos que van entorpeciéndolo.

Said no se atreve a seguir su camino y se limita a observar con envidia a las determinadas hormigas hasta que su familia le envía a cuidar el rebaño de cabras familiar mientras su abuelo peregrina a La Meca, persiguiendo a sus propias hormigas que llevan granitos de arena a la Kaaba.

Allí donde van las hormigas

Como todo buen cuento de influencia musulmana, no nos encontramos con un final conclusivo ni con una única historia, todos los personajes pasan por el argumento de la historia siguiendo a sus propias hormigas que no son más que sus propios sueños y evolución en la vida: nunca hay un final del viaje sino un comienzo del siguiente.

Este juego infantil de preguntas y respuestas está realizado por dos dibujantes-guionistas, Frank Le Gall y Michel Plessix, corriendo el guión a cargo de Le Gall que parece ha abandonado su faceta de dibujante de la escuela de Tintín y Spirou después del éxito de sus series de detectives y de gatitos por una carrera como guionista dejando los lápices a un inspirado Plessix.

Michel Plessix, creador de dos de las grandes sagas de la escuela francés más allá de Uderzo o Franquin, “El viento en los sauces” y “El viento en la arena” hace un dibujo impecable, expresivo, representando desde secos desiertos a frondosos vergeles con un detalle espectacularmente dulce.

Allí donde van las hormigas

El dibujo a lápiz en la versión española es muy elaborado y detallista, de contornos muy delicados como corresponde al ritmo del cómic. Las escenas nocturnas son una puerta a los sueños y en cualquier momento estamos esperando ver aparecer un djinn del desierto o a un genio de la lámpara que cumpla nuestros deseos o pesadillas.

En “Allí donde van las hormigas“, nos encontramos en resumen con un hermoso cuento que todas aquellas personas que llevan un niño dentro preguntándose “¿qué ha pasado? “van a disfrutar y preguntarse de nuevo por qué dejaron de seguir a las hormigas, escuchar a las personas y a las cabras, curiosear por la vida y sorprenderse de unos sueños incoherentes, pero fascinadores.



Título: Allí donde van las hormigas
Editorial: Planeta Cómic
Autores: Frank Le Gall, Michel Plessix
Páginas: 72


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies