Carmen y Lola
7.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Carmen y Lola son dos adolescentes gitanas que se conocen un día de lluvia en un mercadillo. Carmen está a punto de “pedirse” –comprometerse-, siguiendo la tradición familiar y cultural a la que pertenece. Por su parte, Lola quiere ser libre, no depender de nadie y esquivar un destino demasiado marcado, intentando sacar adelante sus estudios y potenciar sus inquietudes. El amor surge entre ellas, y con la misma virulencia que su amor, la incomprensión y la discriminación.

Cuenta Arantxa Echevarria -directora de Carmen y Lola- que el origen de la película surge de una noticia que llamó su atención en el año 2009: la primera pareja de mujeres gitanas que se casaba en España tras cuatro años de la legalización del matrimonio homosexual. Sin duda dos valientes, aunque optaron por no dar la cara y usar nombres ficticios en prensa. Y es que ser mujer, gitana y lesbiana es una condena a la discriminación y a la invisibilidad. Echevarría se preguntó cómo serían esas dos mujeres, así que optó por construir a partir de esa noticia su película. ¿Cómo encaja un amor lésbico dentro una comunidad gitana del extrarradio de Madrid? Directamente parece no encajar y las dos protagonistas se convierten en supervivientes de una historia que apunta más bien al naufragio que a un final feliz.

Carmen y Lola

La película se mueve entre el documental y la ficción, puesto que si bien en un principio Echevarría parece que opta por contarnos la historia desde un punto de vista muy naturalista, proponiendo a su vez un acercamiento a la cultura gitana, conforme avanza el metraje va dotando a los personajes de más intensidad hasta llegar a ciertas escenas llenas de desgarro emocional. Cabe destacar que para seleccionar a las actrices protagonistas y al resto del reparto se hizo un casting entre más de 1000 actrices y actores gitanos, la mayoría no profesionales. Solo hay un personaje en la película que está interpretado por un actor profesional, el resto son 150 actores sin ninguna experiencia previa delante de la cámara. Por ello el resultado de los intérpretes tiene un mérito especial que debe reconocerse.

Echevarría logra construir un film honesto, cargado de una realidad social desconocida y que se acerca a ese otro cine español al que se hace un pequeño hueco en prestigiosos festivales -Carmen y Lola pasó por la Quincena de Realizadores del último Festival de Cannes, siendo Echevarría la primera directora española en conseguirlo-.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies