Happy end
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Michael Haneke tira de autoparodia y se repite con sus obsesiones vistas una y otra vez. En Happy end retrata, de nuevo, la familia burguesa como paradigma de la hipocresía moral, donde cada miembro ejemplifica algún vicio o engaño. Una instantánea de la vida de una familia burguesa europea.

Michael Haneke con Happy end  nos trae lo que es un compendio de sus obsesiones, a las que suma las nuevas tecnologías con una mirada inicial a través del móvil lo que recuerda a El vídeo de Benny. Después se puede relacionar con Amour , La pianista , Código desconocido  o  Caché . Todo alrededor de esta familia acomodada, una de esas poderosas familias de Calais de toda la vida, encabezada por el patriarca, el Georges, y su hija Eve, dirigente de una empresa de construcción con la presencia siempre solvente y imponente de Jean-Louis Trintignant y Isabelle Huppert . Eve, que está prometida a un banquero británico (Toby Jones), lucha con el inútil de su hijo ( Franz Rogowski ) y con los problemas de la empresa, como un aparatoso accidente en una obra. Su hermano (Mathieu Kassovitz) mantiene una aventura extramarital con una violonchelista alienada y debe hacerse cargo de la hija (Fantine Hardude un primer matrimonio, que guarda algunos secretos realmente espinosos.

Happy end Michael Haneke

Happy end es una película fría, sobre todo en los inicios. Cuesta situarte y relacionar toda la información que te da como flashes a principio del film. Hay tanta trama que se abre que no sabes que hacer de ellas, ni cuáles son las más importantes. Poco a poco, encajan las piezas (aunque pierde alguna por el camino), ves la crítica a la burguesía, a estas clases acomodadas que esconden miserias como las que más … Y quizás es en el tramo final cuando el film se vuelve más fácil mientras se adentra en la farsa.

Happy end no es su film más exitoso a pesar de mantener su maestría en momentos destacados como dejando sonar el “Chandelier” de Sia o con el “final feliz” con el que lo remata todo. A los fans del director austriaco no les aportará nada nuevo, mientras que para los novatos no sería la mejor propuesta para adentrarse en la filmografía de Haneke. Lo que sí se nota es que él sigue pasándolo bien con sus estocadas cinematográficas por mucho que se le pueda encontrar reincidente.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X