Inconsolable
9Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

La muerte del padre es una realidad certera, pero que conlleva un mundo de incertidumbres una vez que sucede. Después de haberse estrenado en Junio de 2017 en el Teatro María Guerrero de Madrid y presentarse en el Teatro Arriaga de Bilbao en Mayo de este año, llegó el monólogo Inconsolable al teatro Romea. Este itinerario de un duelo, que hace pasar al espectador desde la risa a la rabia y de la locura a la serenidad, es presentado con una energía desbordante por Fernando Cayo y dirigido por Ernesto Caballero – ambos responsables de otros montajes con muy buena recepción, tal como Rinoceronte (2014).

Escrito por Javier Gomá Lanzón y publicado en el diario El Mundo el año 2016, Inconsolable es la última parte de un libro de ensayos, La imagen de tu vida. Aquí se plantea la muerte del padre como un evento sumamente global y reconocible, pero íntimo e irrepetible a la vez. El hombre se acerca de forma familiar a la audiencia, como si éstos fueran sus terapeutas y confidentes; sin embargo, insiste en que no quiere recaer en sentimentalismos. Es esta entendible contradicción la que se repite constantemente durante la obra y la que despierta una gran ternura y empatía.

Inconsolable Teatre Romea

“¿Que cuánto dura esta crisis?” Se pregunta el personaje; “muchos afirman que un año. Que se ha de completar el ciclo entero de las cuatro estaciones sufriendo el dolor de la ausencia”. ¿Se puede realmente responder con números a algo tan intangible como el vacío de perder al padre? ¿Se pueden tener respuestas de cualquier tipo ante estas situaciones? Durante la obra recorremos las más variadas aristas del personaje para poder expresar su sufrimiento; desde las anécdotas personales con su padre y sus hijos, hasta el análisis de clásicos como La Odisea y La Celestina. Este vaivén entre la sensibilidad y la racionalidad intelectual, entre lo específico y lo filosófico, le da dinamismo al montaje y mantiene al espectador atento a lo largo de este atropellado itinerario.

Por su lado, la escenografía e iluminación se presentan con una aparente simpleza; libros a un lado y un sofá al otro, como forma de indicar la lucha entre lo analítico y lo emotivo. Sin embargo, a medida que sucede el monólogo, la puesta en escena sorprende con pequeños guiños que sugieren la línea de vida, la sombra de la figura paternal, las cenizas, las estaciones, y el duelo. Sin caer en excesos, los elementos plásticos dejan caer su simbología con precisión e inteligencia. A pesar de algunos efectos sonoros que parecen desentonar, la puesta en escena es una gran compañera durante este inconsolable viaje.

Muy bien escrita, dirigida y actuada. Completamente recomendable.



Teatro: Romea
Fechas: Hasta el 17 de junio
Texto: Javier Gomá
Dirección: Ernesto Caballero
Reparto: Fernando Cayo
Voces en off: Emilio Gutiérrez Caba y Tristán Ulloa


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies