Deadpool 2
7.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Vivimos en una época de sobredosis superheroica con presentaciones de personajes, secuelas, equipos cada vez más numerosos, cross-overs,… con muchas historias intentando encontrar el equilibrio entre los enfrentamientos y la fatalidad con un poco de humor que ayude a rebajar la tensión. Pero el 2016 apareció un superheroe dispuesto a cachondearse de tanta seriedad y transcendalidad. “Deadpool” venía para reírse de las convenciones en las historias de superhéroes, mofarse de sus compañeros de universo y cargarse las reglas narrativas. Su espíritu transgresor se metió al público en el bolsillo y dos años después ya tenemos aquí la segunda entrega.

Wade Wilson / Deadpool (Ryan Reynolds) se encuentra en un buen momento, habiendo asumido sus poderes, luchando contra delincuentes con su personal estilo y pensando en formar una familia con su novia Vanessa (Morena Baccarin). Pero su última misión se complicará más de lo que esperaba cuando decide proteger a un niño mutante, Russell (Julian Dennison), a quien intenta matar un hombre venido del futuro, Cable (Josh Brolin).

Para luchar contra él, Deadpool reunirá un peculiar equipo formado por el gigante metálico Colossus (Stefan Kapicic), Negasonic Teenage Warhead (Brianna Hildebrand) y su novia (Shioli Kutsuna), Shatterstar (Lewis Tan), Zeitgeist (Bill Skarsgård), la afortunada Domino (Zazie Beetz), un hombre invisible, un hombre corriente con aspiraciones superheroicas llamado Peter (Rob Delaney) y su fiel xófer Dopinder (Karan Soni).

Deadpool 2

La historia y el malo de “Deadpool 2” no son nada del otro mundo en cuanto a originalidad, planteamiento y desarrollo. Y en el tramo final por un momento parece que la nota sentimentaloide se le irá por encima de lo que toca. Pero “Deadpool” no es un personaje que haya venido a tomarse las cosas en serio y, efectivamente, cuando se suelta es cuando funciona mejor.

Librado del prolegómeno de presentar el personaje, en “Deadpool 2David Leitch (director de “Atomica“) toma el relevo de Tim Miller para ir de cara a barraca. El elemento sorpresa sobre el carácter de este antihéroe ya no está, pero el público lo celebró en la primera entrega y espera más en esta segunda. Los cimientos ya están puestos y ahora director, guionistas y protagonistas se dedican a recrearse a placer.

El sentido del humor irreverente, sarcástico y lleno de referencias al propio universo Marvel, los personajes y adaptaciones de la DC y la cultura popular en general, o la rotura de la cuarta pared interpelando directamente al espectador eliminando la distinción entre realidad y película, son, aún aumentados respecto a la primera Deadpool, los ingredientes del éxito.

La fórmula funciona y, dando la sensación de que haya salido todo de forma natural, Deadpool 2 se convierte en un divertimento que efectivamente divierte y entretiene desde el inicio a la escena entre-créditos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X