HIPOPOTAMOS en el Teatre Gaudí | La Finestra Digital
HIPOPOTAMOS en el Teatre Gaudí
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Muchas veces prevalece el argumento de que debe pasar cierta cantidad de tiempo para poder apreciar los hechos históricos y políticos de nuestra comunidad con detención. ¿Pero en qué momento se puede decir que ha pasado tiempo suficiente para hablar del referéndum del año pasado? A veces es necesario que surja el arte inmediato, como un grito de protesta instantáneo, como una rabia que no puede mantenerse más tiempo. De eso trata Hipopótamos, dirigida por Ever Blanchet y representada por Jordi Cadellans y Ferran Terraza.

El montaje trata sobre un interrogatorio, cuyo fin sería poder encontrar a personas que de alguna u otra forma colaboraron en las urnas para llevar a cabo las votaciones del 1-O. Esta es la premisa inicial bajo la cual se menciona no solo el procés catalán, si no todos los problemas que han aquejado al país a lo largo de su historia y que se entrecruzan constantemente: el Franquismo, Gibraltar, el 23F, ETA, entre otros. El detenido se muestra delirante, pero sereno y seguro al mismo tiempo, mientras describe los últimos sucesos con un lenguaje verdaderamente poético. El policía, por otro lado, se muestra reacio, pero comienza a ceder ante la elocuencia de sus narraciones y a ratos parece perder la seguridad en su propia misión.

Hipopotamos Teatre Gaudí

El diálogo es el principal eje de la obra, y logra simbolizar la circularidad de argumentos que se han escuchado estos últimos meses: la relativización en torno a los conceptos de traición, libertad, nación, inconstitucionalidad, violencia, y más. Si bien el detenido habla con un lenguaje literario, casi cifrado, logra defender muy bien la causa catalana. Por otro lado, el policía encarna el mismo postulado que mantiene el director: “La metodología es goebeliana. Es decir: vamos a repetir una falsedad hasta convertirla en verdad”. También conocida como la posverdad, esto es un mecanismo que no sólo dificulta el diálogo dentro de España, pero que ha sido el gran obstáculo de las políticas internacionales en nuestro tiempo. Como indican sus personajes, la obra parece teatro del absurdo a ratos, dado que los personajes recaen en la circularidad y no logran entenderse entre ellos. Es esta posverdad o metodología goebeliana la que no deja transar puntos en común, y por ende, no logra que el argumento entre los dos personajes avance considerablemente. Esta repetición rozaba, de vez en cuando, cierta monotonía.

Habría que mencionar que la primera imagen de Hipopótamos es muy violenta y prepara al espectador para una tensión inequívoca; pero luego, toda la tensión decae. En vez de ser una obra cuya violencia va incrementando, termina siendo un diálogo bastante plano y circular. Las amenazas no tienen una agresividad propia de un interrogatorio verdadero y el policía pierde su credibilidad como un investigador efectivo. Puede que este último rasgo haya sido intencional, pero de todas formas esto no contribuye a que el final sea sorprendente como se hubiese querido. Habría sido necesario que la rabia se viera presente, por ambos lados, durante toda la obra, para retratar de mejor manera esta desesperanza que ha dominado en la opinión pública este último tiempo.



Teatro: Teatre Gaudí
Fechas: Hasta el 30 de mayo
Dirección: Ever Blanchet
Intérpretes: Jordi Cadellans, Ferran Terraza
Duración: 60 minutos
Precio: 18€
Comprar entrades


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies