Hoy hablamos de una de las sensaciones de los últimos meses, la película Good Time, de Benny Safdie y Josh Safdie.

Good Time

En los últimos años se han estrenado películas sobre atracos a bancos, como The Town (Ben Affleck, 2010) o Hell or High Water (David Mackenzie, 2016), que han renovado este subgénero al ofrecer una disposición diferente de sus elementos comunes basada en una visión actual de la sociedad, de las desigualdades sociales y de la crisis económica. Sin duda, podríamos incluir Good Time, el tercer largometraje de los hermanos Safdie, en esta lista. Presentada en la Competencia Oficial del último Festival de Cannes, donde tuvo una entusiasta recepción por parte de la crítica e incluso entró en las quinielas para conseguir la Palma de Oro, la película trata del fallido robo a un banco por parte de dos hermanos, Connie y Nick Nikas. Éste último, disminuido psíquico, es atrapado por la policía, y Connie intentará improvisar planes, cada vez más desesperados, para salvar a su hermano y huir de la policía, en Queens, Nueva York.

Good time D'A Festival

Tanto en Go Get Some Rosemary (2009) como en Heaven Knows What (2014), sus dos anteriores trabajos conjuntos, Josh y Ben Safdie demostraron un inmenso talento para narrar con buen ritmo historias de gente de la calle. Con su nueva película dan un salto adelante: Good Time es un acelerado thriller urbano, nocturno; un retrato feroz de los bajos fondos de las grandes ciudades y de las miserias de los pobres diablos que transitan por ellas, rodado de forma nerviosa, con unos asfixiantes primerísimos planos, fotografiados excelentemente por Sean Price Williams, director de fotografía de amplia trayectoria en el circuito independiente norteamericano. Y con una banda sonora alucinógena, llena de sintetizadores y beats, compuesta por el músico de electrónica Daniel Lopatin (aka Oneohtrix Point Never), que ganó el premio a la mejor música en Cannes.

Uno de los puntos fuertes del film es la interpretación de Robert Pattinson del protagonista, una actuación para el recuerdo. Después de conseguir a la fama mundial con las películas de la saga Crepúsculo (2008-2012), Pattinson se ha desmarcado de su imagen de seductor y ha desarrollado papeles de personajes complejos en films de directores de prestigio, como David Cronenberg (Cosmópolis, Map to the Stars), James Grey (The Lost City of Z) o la francesa Claire Denis, con la que pronto estrenará la cinta de ciencia ficción High Life. Aquí se ajusta perfectamente al rol de delincuente de poca monta que se embarca en una odisea adrenalítica para salvar el pellejo, gracias a una interpretación llena de energía y magnetismo.

Good Time es una carrera sin fondo, rabiosamente contemporánea, que combina thriller, drama familiar y comedia alocada. Los hermanos Safdie no hacen concesiones al público generalista, arriesgan, y consiguen una primera parte fantástica, en la que enlazan diversas secuencias antológicas: el patético asalto a la sucursal bancaria, la huida accidentada en coche y un par más que no vamos a adelantar. Lástima que a mitad de película la peripecia del protagonista se encalla, aparecen subtramas y personajes secundarios menos trabajados, y el final no acaba de ser muy certero. No obstante, los Safdie mantienen su apuesta por el delirio y la transgresión como forma de explicar esta historia, incluyendo algunos apuntes de crítica social. A pesar de sus altibajos, se agradece el riesgo de los Safdie, dos realizadores a seguir en sus próximos proyectos.

Puntuació: 7

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X