Durante esta semana, en los cines Verdi se suceden las proyecciones de los films que integran la programación de este año del Festival Internacional de Cine de Barcelona – Sant Jordi, o BCN Film Fest. A continuación, repasamos dos de las películas más interesantes que hemos podido ver en estos días, dirigidas ambas por mujeres cineastas de gran talento y que describen con viveza dos protagonistas en constante lucha interior.

Mary Shelley BCN Film FestMary Shelley

Uno de los objetivos del BCN Film Fest es dar cabida a películas biográficas que traten sobre grandes artistas o personalidades muy populares. Del ámbito literario, en la Sección Oficial de esta edición encontramos Rebelde entre el centeno, de Danny Strong, sobre la vida del famoso y enigmático escritor J. D. Salinger, y Mary Shelley, que narra el alumbramiento de una de las novelas más leídas y estudiadas desde su publicación, Frankenstein, que celebra actualmente su bicentenario.

El inmortal relato sobre la creación y la responsabilidad es el hijo literario de una joven de dieciocho años, Mary Shelley, hija de Mary Wollstonecraft, famosa feminista y filósofa política, y de William Godwin, político y escritor. La vida de la precoz Mary Shelley fue muy intensa y problemática: a lo largo de su vida, nacimiento y muerte estuvieron íntimamente relacionadas (su madre murió once días después de darle a luz; cuando empezó a escribir Frankenstein, ya había sido madre y perdido a una niña, y a lo largo de toda su vida, enterraría a tres hijos).

La presente película se centra en su visceral historia de amor con Percy Shelley. Con dieciséis años, la escritora conoció al poeta romántico, cinco años mayor que ella, casado y con una hija, y un año después, tras la desaprobación del padre de Mary, se fugaron juntos. La trama sigue los vaivenes de la relación de Mary con Percy hasta la escritura y publicación de su célebre obra, tratando de una manera bastante superficial temas de fondo que podrían haber dotado al film de una mayor profundidad, como la independencia de la mujer, la paternidad y la responsabilidad o la creación artística como impulso vital.

La tendencia del film hacia el relato romántico decimonónico no oculta el interés del mismo, realizado de forma competente por Haifaa Al-Mansour (La bicicleta verde), considerada la primera mujer directora de Arabia Saudí. Mary Shelley, además, se beneficia de la buena interpretación de la magnífica Elle Fanning, vista últimamente en The Neon Demon, la inolvidable película de Nicolas Winding Refn. Lástima que algunos de los actores no hagan muy creíbles a sus personajes, como Douglas Booth interpretando a un dubitativo y cansino Percy, y especialmente Tom Sturridge, que convierte a su Lord Byron en un imitador barato de Jack Sparrow.

Nota: 7

Les distàncies BCN Film Fest

Les distàncies

Tras su paso triunfal por el Festival de Málaga (Mejor película, dirección y actriz protagonista), se ha podido ver dentro de la programación del BCN Film Fest, meses antes de su estreno comercial en nuestras salas, una de las películas que más dará que hablar este año. Hay films que nos gustan mucho, otras menos y algunas pocas con las que establecemos una cierta vinculación emocional. En mi caso, Les distàncies pertenece al último grupo, por cercanía generacional y vital con sus personajes.

Les distàncies es la segunda película de la directora barcelonesa Elena Trapé. En 2010, el Festival de San Sebastián presentó su ópera prima, Blog, que seguía a unas adolescentes que deciden quedarse embarazadas a la vez. Tras grabar diversos anuncios publicitarios y el documental Palabras, mapas, secretos y otras cosas (2015), un retrato sobre la realizadora Isabel Coixet, presenta ahora su segundo largometraje de ficción, sobre un grupo de amigos de la universidad, Olivia, Eloy, Guille y Anna, que realizan un viaje a Berlín para visitar por sorpresa a su amigo Comas que cumple treinta y cinco años. Si en su primera película Trapé reflejaba las ansiedades, dudas y contradicciones de la adolescencia, con Les distàncies muestra el desencanto, las expectativas frustradas y el peso de las responsabilidades de otra generación, la de los treintañeros.

El contexto es generacional, sí, pero cualquier espectador puede fácilmente sentirse identificado con algunas (re)acciones de los cinco personajes del film. El punto de partida del guión, el reencuentro de antiguos amigos, sirve como catalizador para explorar las frustraciones de cada uno de ellos al no haber llegado alcanzar sus objetivos sentimentales o profesionales. Todos los intérpretes están fantásticos, en especial Alexandra Jiménez y Miki Esparbé , en los dos personajes principales.

El tiempo y la distancia lo cambian todo. Berlín, fotografiada con tonos grises y oscuros, es un excelente marco para evidenciar la distancia, la falta de comunicación y la desorientación de unas personas diferentes a las que una vez fueron, incapaces de gestionar emocionalmente sus decepciones. Aunque contiene algunas migajas de humor, Les distàncies es un duro drama en torno a la edad adulta y al peso del desencanto.

Nota: 9

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X