El pasado viernes 20 de abril comenzó la segunda edición del BCN Film Fest, la propuesta cinematográfica de los Cines Verdi de Barcelona, que acoge una selección de películas del panorama internacional relacionadas en su mayoría con la literatura y/o la historia. Este año, la Sección Oficial está compuesta por trece títulos, filmes que adaptan obras literarias, hechos históricos o la biografía de personalidades relevantes. BCN Film Fest completa su programación con un conjunto de interesantes documentales, una sección de comedias europeas y una retrospectiva de Ingmar Bergman. Iniciamos nuestro repaso del festival con la estupenda película que lo ha inaugurado: La sociedad literaria y el pastel de piel de patata.

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata

En la fértil cinematografía inglesa encontramos una cierta obsesión por las historias relativas a las Guerra Mundiales. Entre ellas, podemos distinguir dos tipos: las que relatan grandes sucesos o hazañas de destacadas personalidades, principalmente masculinas, como Dunkerque (Christopher Nolan, 2017) o Churchill (Jonathan Teplitzky, 2017), y las que hablan de la lucha diaria de personas comunes, anónimas, en general femeninas, y las heridas que les deja la guerra, como Su mejor historia (Lone Scherfig, 2017) o esta película, obra del realizador inglés Mike Newell, director de Cuatro bodas y un funeral (1994), Donnie Brasco (1997), La sonrisa de Mona Lisa (2003) y El amor en los tiempos del cólera (2007).

Basada en la novela homónima de Annie Barrows y Mary Ann Shafer, La sociedad literaria y el pastel de piel de patata se acerca a la Segunda Guerra Mundial a partir de una historia poco conocida: la ocupación nazi de un pequeño trozo de Inglaterra, la isla de Guernsey, en el Canal de la Mancha, al oeste de la costa de Normandía. En plena Segunda Guerra Mundial, el régimen de Hitler otorgó una gran importancia al control de las islas del Canal. Por esta razón, Guernsey fue invadida por las tropas alemanas y se construyeron enormes búnkeres a lo largo de su costa. Hasta el final de la contienda militar, los humildes pobladores de Guernsey tuvieron que convivir con los nazis, abandonados a su suerte por un Reino Unido que se despreocupó de estas islas.

En este contexto, la protagonista de esta historia, Juliet Ashton, es una escritora de Londres que durante la guerra se labra un nombre gracias a unos artículos humorísticos, firmados bajo pseudónimo. Terminada la guerra consigue un gran éxito editorial con la publicación de una recopilación de sus mejores artículos. A partir de la carta que le escribe un desconocido desde Guernsey, Juliet descubre la existencia del peculiar club de lectura del título, la historia de su formación, las lecturas preferidas de sus integrantes y, sobretodo, las heridas que les ha dejado la ocupación alemana durante la guerra.

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata

A pesar de su previsibilidad, uno de los grandes aciertos del film es su guión, un gran trabajo de adaptación de la novela al cine, obra de los guionistas Thomas Bezucha, Kevin Hood y Don Roos, que condensa las diferentes tramas de la historia, centrándose en la evolución dramática de su personaje protagonista. Juliet es una mujer joven, rica e independiente, prometida con un apuesto norteamericano, y que ha conseguido rápidamente un gran éxito literario. Sin embargo, está golpeada emocionalmente por la muerte de sus padres durante la guerra, incapaz de encontrar su lugar entre la sociedad acomodada de Londres. En Guernsey, Juliet encontrará unas personas más afines a ella, un sentimiento de pertenencia a una comunidad fraternal; su lugar en el mundo. La trama del film es, pues, un recorrido hacia la superación de la insatisfacción de la protagonista.

Apoyado en la excelente fotografía de Zac Nicholson, Newell presenta un Londres de posguerra deprimente, con edificios demolidos y paredes agrietadas, metáfora perfecta de las heridas internas de Juliet, interpretada con delicadeza por Lily James, conocida por su papel de Lady Rose MacClare en la premiada serie Downton Abbey y por protagonizar la versión de Cenicienta de Kenneth Branagh, en 2015. La cinta también se beneficia de las buenas interpretaciones del resto del elenco que dan vida a unos personajes con entidad propia, especialmente los referidos a los miembros de la sociedad literaria.

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata es una película que trata con acierto temas como el valor de la amistad y de los lazos comunitarios en tiempos inestables, la emancipación de la mujer, la importancia de la creación artística como motor vital y el amor a la literatura y a los libros. A buen seguro, su llegada a nuestras pantallas, prevista para octubre, desprenderá un gran encanto, hacia la protagonista, Guernsey y sus habitantes. A mí me han dado unas tremendas ganas de visitar la isla, con un par de buenos libros y un bloc de notas en la maleta.

Nota: 8,5

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X