Pacific Rim: Insurrección
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

En 2013 el oscarizado Guillermo del Toro se puso al frente de “Pacific Rim”, un divertimento cinematográfico con una rocambolesca historia que enfrentaba unos monstruos alienígenas a unos inmensos robots pilotados por humanos. Ahora la realización de su secuela pasa a manos de Steven S. DeKnight, guionista y productor de series como “Spartacus”, “Daredevil” o “Smallville”.

Han pasado 10 años desde que el piloto Stacker Pentecost (Idris Elba) en un acto heroico sacrificó la vida para garantizar la victoria contra los Kaiju, unos monstruos gigantescos que atravesando una brecha en el subsuelo marino amenazaban la humanidad. Ahora, su hijo Jake (John Boyega) malvive ocupando mansiones abandonadas y vendiendo restos de aquella guerra a delincuentes. Pero un día se cruza en su camino la joven Amara Namani (Cailee Spaeny) y Jake acabará volviendo a la base para convertirse en el instructor de una nueva generación de pilotos de Jaegers, unos robots gigantescos diseñados para enfrentarse a los monstruos. Allí se reencontrará con un antiguo compañero (Scott Eastwood) y con su hermanastra (Rinko Kikuchi). Cuando apenas han comenzado su preparación, surgirá una nueva amenaza que volverá a enfrentarlos a los kaiju y los siniestros intereses de la corporación Shao.

Pacific Rim; Insurrección

En “Pacific Rim: Insurrección” DeKnight toma la justa medida al material que tiene entre manos, sabiendo que el material de partida no hay que buscarle demasiada seriedad. En ningún momento pretende entregar un gran desarrollo de personajes, reflexiones profundas ni diálogos de calado. Pero también se le debe reconocer que consigue evitar que el nivel de estos elementos que son accesorios al espectáculo le caiga en ridiculeces. Y que en el apartado interpretativo ha sabido encontrar un John Boyega que cumple correctamente con los tópicos de su rol y sobre todo una joven Cailee Spaeny que acaba comiendole la plana al resto del reparto.

Por encima de eso la película sabe que lo que se espera de ella y debe entregar es un parque de atracciones de acción con la magnitud que le dan sus enormes monstruos, unos robots de última tecnología y rascacielos cayendo y causando destrozos a su paso. Y aunque la pirotecnia va creciendo hasta culminar más bien en el tramo final, “Pacific Rim: Insurrección” cumple su propósito con unas cuantas escenas de acción bien pensadas, efectos especiales a la altura y unos cuantos guiños al género clásico del cine de monstruos asiático.

Así que si la sinopsis “monstruos alienígenas luchando contra robots mientras destrozan Tokio” os genera más interés que risa, tenéis 1h50m de entretenimiento en la sala de cine.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies