La Prière (Cedric Kahn) – Competición

Como en su anterior film, “Vie sauvage” (2014), Cedric Kahn retorna a la naturaleza como espacio narrativo. En “La Prière”, la naturaleza impone algunos de los retos a los que el protagonista tiene que hacer frente en su resurrección. Los cambios de estación resaltan el paso del tiempo, tan necesario en su proceso curativo.

Sin familia y enganchado a la heroína, el joven Thomas (Anthony Bajon) acude a una granja de rehabilitación gobernada por una orden religiosa en los Alpes. Uno de sus guardianes es un cura antiguo alcohólico interpretado por Alex Brendemühl. No un verdadero creyente, Thomas tendrá que hacer frente al mono y a adaptarse las férreas condiciones de la comunidad. A punto de abandonar, una chica (Louise Grinberg) le convencerá para continuar. Y de ahí a un milagroso proceso de conversión. Con una gloriosa escena con Hanna Shygulla como madre superiora incluida.

La prière

A pesar de todas las referencias religiosas, en la rueda de prensa, Kahn recibía entre sorprendido los halagos por su coraje al realizar esta película tan religiosa en un país laico como Francia. “Not at all” (de ninguna manera), ha respondido a la pregunta de si rezaba. Y es que, muy a su pesar, el peso religioso puede abrumar. Yo he de confesar que me he sentido superada por esos momentos. Bastante previsible, es cierto, que, en frio, la película va ganando por momentos.

Figlia Mia (Laura Bispuri, 2018) – Competición

Es verano y Vittoria, de nueve años, vive con sus padres en uno de los pocos pueblos de Cerdeña que no atraen al turismo; un terreno áspero y polvoriento que remarca cierta sensación de hastío contagioso. La historia sigue a nuestra protagonista por la aventura del descubrimiento de un misterio familiar; un paseo en el que se asoman las preguntas incómodas, el asombro infantil, la maternidad y la exploración del paisaje.

Figlia mia

Segundo largometraje de la directora italiana Laura Bispuri que se adentra en las interioridades de una familia humilde, tomando la isla de Cerdeña como metáfora de ese pequeño mundo construido sobre un secreto y del que es difícil huir sin dañar a nadie. Cuenta con la veterana Valeria Golino, Alba Rohrwacher y la niña Sara Casu. A la película le faltan ritmo y empatía y abusa del acercamiento visual a sus personajes con primeros planos y planos muy cortos que a la larga agobian; aburre por momentos y no logra transmitir emoción alguna.

Aggregat (Marie Wilke, 2018) – Forum

Nos adentramos en este documental que se integra en la sección Forum y que retrata el panorama político de la Alemania de hoy desde el punto de vista del márketing del propio Bundestag, con su “infomobile”, una caravana itinerante dispuesta a contar las maravillas de la democracia entre divertidas simulaciones de votación parlamentaria con los ciudadanos.

Aggregat

Pero el documental, que arranca de una manera distendida e irónica, se topa con la realidad que proviene de los testimonios de los propios ciudadanos; de cómo observan la actualidad política y la realidad social: la preocupación por las pensiones, por los trabajos mal pagados, por los inmigrantes que – aseguran – llegan “para quitarles el trabajo”. Los políticos y la corrupción, los partidos de derecha e izquierda, la manipulación de los medios de comunicación, todo se observa con lupa en un documento sin concesiones, tan aplicable a la situación político-social de este país desde el que escribo, como de otro cualquiera, digamos, el país desde el que vengo.

“Eva” (Benoit Jacquot, 2017) – Competición

Nueva adaptación de la novela de James Hadley Chase que ya fue llevada al cine por Joseph Losey en 1962 con mejor fortuna que en esta ocasión. Eva, una prostituta cuyo principal objetivo es sacar a su marido de la cárcel, se cruza en el camino con Bertrand Valade, un dramaturgo de actualidad; ese éxito se basa en un secreto que también será el condicionante del resto de su carrera como escritor.

Eva

No es una cuestión de frialdad, ni de excesos; simplemente una no llega a creerse al personaje de Eva, interpretado por Isabelle Huppert, y eso hace que se nos haga difícil encajar el desarrollo de la historia. Se desperdician oportunidades de explotar la historia (el pasado de él, por ejemplo, o algunas resoluciones exprés como ocurre con dos personajes secundarios). Aun así, a pesar de despachar algunas secuencias sin miramientos, el conjunto de la película se hace largo y tedioso. Nos ponen en bandeja la oportunidad de revisar la versión de Losey interpretada por otra grande del cine francés, Jeanne Moreau.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies