Tres anuncios en las afueras de Ebbing, Missouri
8.7Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
9.3

“Tres anuncios en las afueras de Ebbing, Missouri“ comenzó su carrera europea con la participación en la última Mostra de Venecia, donde se llevó el premio al Mejor Guión. Después fue aclamada en el Festival de San Sebastián en su pase en la sección Perlas donde consiguió el Premio del Público a la Mejor Película. Y apenas la semana pasada arrasó en los Globos de Oro con cuatro premios más. Pero, ¿realmente el último film de Martin McDonagh es una de las películas del año? Rotundamente sí.

 

La protagonista de esta historia es Mildred Hayes (Frances McDormand). Su hija Angela (Kathryn Newton), fue violada y asesinada uns meses atrás y ella cree que las fuerzas del orden no están haciendo lo suficiente para encontrar al culpable. Para denunciarlo, decide alquilar tres carteles publicitarios en la entrada de Ebbing para colgar en ellos un mensaje que encenderá la polémica y la enfrentará a sus vecinos, sobretodo la policia del pueblo, capitaneada por el sheriff Bill Willoughby (Woody Harrelson) y el ayudante Dixon (Sam Rockwell).

El británico Martin McDonagh se dio a conocer hace casi 10 años con “Escondidos en Brujas“, su ópera prima con la que se llevó, entre multitud de premios, una nominación al Oscar al mejor guión original. Después dio el salto al cine USA con su peli anterior, “Siete Psicópatas“. Y en este, que es sólo su tercer largometraje, vuelve a rodar en Estados Unidos y consigue subir el listón en una filmografía corta pero que no deja de avanzar.

Tres anuncios en las afueras Frances McDormand Sam Rockwell

“Tres anuncios en las afueras de Ebbing, Missouri“ es una historia escrita por el propio McDonagh, que tiene un planteamiento duro pero que el guionista y director sabe convertir en una alternancia muy equilibrada entre el drama y la comedia negra. El crimen, la culpa, la dicotomía ley-justicia, el distanciamiento de la protagonista con todos los que la rodean y la violencia de su ex-marido dejan que también se cuelen en la película diálogos y situaciones cargadas de humor e ironía, a ratos incluso ternura.

Y todo ello no chirría nada, sino que construye un conjunto muy sólido, en la forma de una comedia negra chocante, sorprendente, inteligente e ingeniosa que consigue ser tan punzante como digerible. No son nada ajenos a ello los magníficos trabajos interpretativos de la inmensa tripleta formada por Frances McDormand, Woody Harrelson y Sam Rockwell, y en papeles menores también John Hawkes, Peter Dinklage, Abbie Cornish y Lucas Hedges (Manchester frente al mar).

McDonagh escribió su guión en unas pocas semanas, pero antes se pasó unos meses viajando por la Norteamérica rural. Y se empapó bien porque a la postre, eso es lo que retrata “Tres anuncios en las afueras de Ebbing, Missouri“, una de esas microsociedades donde se concentra lo mejor y lo peor del ser humano y que a la vez tienen su propia idiosincrasia y forma de funcionar en su espacio y tiempo.

Los habitantes de Ebbing no son simpáticos ni amables, sino deslenguados, violentos, racistas e hipócritas, de todo menos políticamente correctos. Pero las poco menos de dos horas que McDonagh les dedica conforman una de las visitas imprescindibles al cine que deberías hacer este año.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies