Star Wars Episodio VIII: Los últimos Jedi
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Star Wars es una religión. Los fans somos creyentes y cada aproximación a una nueva película de la saga provoca reafirmaciones de la fe o flagelaciones ante la toma del nombre de la fuerza en vano. “Los últimos Jedi”, el episodio VIII de la saga, ya está generando debates y divergencias de opiniones que no tienen término medio.

Y me toca hacer la crítica de la última película de la saga y, sinceramente, no sé si lo conseguiré. Creo que el adjetivo que mejor define mi sensación una vez acabado el visionado es desconcierto. Tengo claro que no me ha gustado mucho, pero tampoco me ha horrorizado por completo. Es diferente a lo que esperaba y aún lo tengo que digerir, probablemente con un segundo visionado.

“Los últimos Jedi” es un ejercicio básicamente antinostálgico que, al mismo tiempo, trata de tener la dosis suficiente de nostalgia para no matar de golpe el fan más recalcitrante. Después de “El despertar de la fuerza”, inspirada claramente en “La guerra de las galaxias” original, creo que la mayoría esperaba o temía que esta segunda película tomaría la mítica “El imperio contraataca”, la mejor de todas de las sagas habidas y por haber, como referencia.

The last Jedi Los últimos Jedis

Hay algo del episodio V en escenas en las que se habla de la fuerza, en la relación entre un maestro fracasado como es Luke Skywalker ( Mark Hamillcon una aprendiz poderosa como es Rey (Daisy Ridley y el desdibujo de la línea entre luz y oscuridad a través de la relación entre Rey y Kylo Ren (Adam Driver) . Y este mundo de los creyentes se rompe, algunas veces bruscamente, con escenas más inocuas, con un humor infantil enlucido de animales que rellenaran el merchandising de Disney de cara a la Navidad. Todo ello genera un cierto punto de surrealismo sobretodo cuando te encuentras una escena de humor absurdo con una que parece extraída de “Bola de dragón”.

“Los últimos Jedi” busca ser una rotura, un renacimiento, un olvidaos de los viejos Jedis. Hay una nueva generación, una nueva orden y, en este sentido, abre una puerta a una tercera película que no sabemos, en absoluto, a donde nos llevará. Es, por tanto, una apuesta valiente y atrevida comandada por Rian Johnson que sacude los cimientos de la fuerza, que sabe hacer evolucionar el personaje de Rey, donde reinan las mujeres fuertes como la General Organa (nuestra adorada Carrie Fisher) o la vice Almirante Holden (Laura Dern) mientras Poe Dameron (Oscar Isaac) marca terreno y Finn (John Boyega) deambula entre el quiero y no puedo de su personaje. Al mismo tiempo repite esquemas en otros como el General Hux (por mucho que nos encante el acento de Domhnall Gleeson en la versión original) o la Capitán Phasma (Gwendoline Christie), agotándolos y añade personajes como Rose Tico (Kelly Marie Tran) o DJ (Benicio Del Toro), con un carisma diverso (mejor él, que ella).

The last Jedi Los últimos Jedi

Y mi resumen básico es: no sé que más decirte. Creo que es una de esas películas que uno va a ver habiéndola imaginado muchas veces partiendo de teasers, trailers e imágenes. Y la diferencia entre lo que tú querías, lo que se ha hecho y cómo se acepte, marca la nota final. Y en mi caso no es exactamente lo que me esperaba. No me molesta que trate de romper esquemas, sí el humor fuera de lugar y el exceso de bichos que no pintan demasiado nada excepto que son “monos”. Supongo que no os queda otra que ir a verla y que la fuerza os acompañe.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies