Wonder
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Llega al cine la adaptación cinematográfica de la mano de Stephen Chbosky  del bestseller “Wonder” de R.J. Palacio con un reparto formado por Julia Roberts, Jacob Tremblay, Owen Wilson y Mandy Patinkin. Una historia ideal para estas fechas navideñas y no apta para escépticos.

Auggie Pullman (Jacob Tremblay) es un niño que nació con una malformación facial. Ahora, después de diez años de hospital en hospital y de largos periodos en casa, tendrá que hacer frente a un gran reto: asistir por primera vez a la escuela. Gracias al apoyo de sus padres, Isabel (Julia Roberts) y Nate (Owen Wilson), Auggie tratará de encajar entre sus nuevos compañeros y profesores, demostrando que a pesar de su físico es un niño como cualquier otro.

“Wonder” es lo que es: un relato para enseñar a niños y jóvenes a aceptar la diferencia externa entrando en el interior. Es la adaptación de un libro juvenil que nos acerca a la figura de un niño con una malformación en el rostro que debe enfrentarse, por primera vez, al mundo real. Tiene que ir a la escuela y allí de poco le sirve el casco de astronauta con el que suele ocultar su rostro. Si habéis leído el libro, el “Wonder” cinematográfico no os defraudará. Es una buena adaptación, que simplifica el relato escrito, pero sabe mantener la ternura, el humor y los puntos favorables que tiene el libro, como acercarnos a los diferentes puntos de vista de una misma historia. Lo que más destaca son las interpretaciones. Julia RobertsJacob Tremblay (bastante irreconocible), Owen WilsonIzabela Vidovic o el adorable Noah Jupe os pueden robar el corazón en cualquier momento.

Wonder

Pero lo que decía, es lo que es. Es un relato que se quiere acercar a la diferencia desde la amabilidad, quiere enseñar que la belleza está en el interior y aunque no sea especialmente acaramelado, ni sensiblero es una visión blanca, suave, amable de la vida, y incluso, de la crueldad del ser humano. Una oda al “happy flower” existencial. Lo que menos me gusta, como ya no me gustó en el libro, es este happy ending exagerado, donde todo se supera y se gana por méritos propios y con reconocimientos ajenos. Aunque, también sé reconocer, que no es ni un libro, ni una película que se pueda acabar mal.

“Wonder” sólo se puede ver si decides dar una oportunidad a la humanidad, creer que somos buenos por naturaleza y que, siempre, siempre, las cosas acaban saliendo bien a los que más lo merecen. Los escépticos y cínicos podéis terminar con una urticaria de la que, probablemente, no os recuperaréis hasta que no pasen estas fiestas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies