La librería
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

La última propuesta de Isabel Coixet es la adaptación de la novela de Penelope Fitzgerald La Librería. Se trata de la historia de Florence Green (Emily Mortimer) una mujer decidida a llevar a cabo un sueño: abrir una preciosa librería en un pequeño pueblo de la costa de Suffolk. Pero el sueño puede encontrar más de un obstáculo inesperado, puesto que no todos los vecinos de la pequeña villa están dispuestos a que Florence cumpla su propósito.

Regresa Isabel Coixet con su cine de factura elegante, esta vez ambientado en un pequeño pueblo de la costa norirlandesa, contexto en el que ha sido capaz de dar cabida tanto a rivalidades locales como a la pasión por la literatura. Y es que lo cortés no quita lo valiente, puesto que detrás de formalidades sociales y de personajes elegantes que se reúnen para tomar el té, pueden existir las más inesperadas triquiñuelas y traiciones que tienen como finalidad evitar el sueño de la obstinada Florence: abrir una librería.

La controvertida librería es la excusa para exponer las vanidades, intereses y debilidades de los variopintos personajes que de alguna forma se ven influenciados por ella y que interaccionan con la valiente y obstinada Florence, incapaz de perder sus formas y su sonrisa. Aunque en un principio parece que La Librería es una mezcla entre una película de Woody Allen con las formas edulcoradas de Amelie, pronto se afianza con la personalidad de Coixet, con planos elegantes y estudiados, concisos y llenos de significado.

La libreria

Como en todas las películas de Coixet, cualquier historia sirve de pretexto para hablar de soledad, de casuales encuentros entre personajes que poco tendrían que decirse en otras circunstancias. Pero en La Librería, nos habla de obstinación, de perseguir nuestros sueños, de inesperadas traiciones. Y todo alrededor de un argumento tan sencillo como puede ser la apertura de una librería.

Buena directora de actores, aparte de una perfecta Emily Mortimer y de unos siempre efectivos Bill Nighy y Patricia Clarkson, destaca también la aparición de Jorge Suquet, actor camaleónico que se deja engullir por sus personajes.

Sin duda se trata de una película que se deja ver, sin sobresaltos, que transmite al espectador el amor que sienten algunos de sus personajes por la literatura, todo ello acompañado de una banda sonora excelente compuesta por Alfonso de Vilallonga. Recomendable para todos aquellos ávidos de buenas historias con un poco de edulcorante (sin llegar a ser azúcar).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies