Thor: Ragnarok
7.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

El universo Marvel ha tenido sus más y sus menos y en él, las películas dedicadas a Thor quedaban en la parte más floja de la cadena. El dios del trueno y su Martillo no habían acabado de encontrar un tono y una historia de bastante nivel. Ahora sin embargo, llega a la tercera entrega con una sacudida importante en la dirección y el equipo de guionistas que le han permitido expulsarse algunos complejos y rigideces para que podamos exclamar: a la tercera sí.

Thor (Chris Hemsworth) se encuentra en dificultades una vez más. Encadenado y encerrado en una jaula, atrapado por un diabólico y poderoso enemigo. Tiene prisa por vencerlo y volver a su Asgard natal para evitar el Ragnarok, el apocalipsis que supondrá el fin de los días para su planeta. Allí se reencontrará con su retorcido hermano Loki (Tom Hiddleston) y los dos descubrirán que tienen una hermana que no conocían, Hela (Cate Blanchett), la diosa de la muerte que viene dispuesta a imponer su reino de terror sobre Asgard y el resto de planetas. Para evitarlo, Thor deberá reunir fuerzas entre nuevos personajes y viejos conocidos como el fiel Heimdall (Idris Elba), el Doctor Strange (Benedict Cumberbatch) o Hulk (Mark Ruffalo).

Para esta tercera entrega en solitario de Thor, detrás de la cámara ha aparecido Taika Waititi (sí, aquel nombre que muchos empezamos a conocer en una proyección nocturna en Sitges de la hilarante “Lo que hacemos en las sombras“). El director neozelandés ya se había acercado al personaje en un corto, “Team Thor“, donde nos mostraba qué hacía el dios nórdico en su día a día mientras los otros Vengadores luchaban en los hechos narrados en “Captain America: Civil War“. Y es con ese sentido del humor que ha abordado “Thor: Ragnarok” y ha conseguido hacerla la más atractiva de la saga al, sin renunciar al componente de drama familiar, hacerla la más entretenida y divertida hasta ahora.

Thor: Ragnarok

Así como Iron Man había hecho fortuna con su cinismo, el último Spider-Man con su torpeza de inexperto y el Capitán América con sus anacronismos, Thor siempre había quedado como el musculado guaperas que iba cargándose enemigos a golpe de martillo. Han hecho falta un corte de pelo, más sonrisas de las que lucía en las dos películas anteriores juntas y el guión de Eric Pearson y Craig Kyle para situarlo a la altura de sus colegas.

El cambio también se nota el aspecto estético, donde el vasco Javier Aguirresarobe despliega una paleta mucho más colorida, y puede entregarse más libremente a imaginar espacios fuera de la Tierra, sobre todo en las escenas que ocurren en Saakar, un mundo totalmente kitsch.

La nueva Thor es más atrevida, más dinámica, con diálogos más rápidos, situaciones más imaginativas. Y no es ni mucho menos redonda, el personaje de Jeff Goldblum me parece bastante pasado de frenada y el de Tessa Thompson tiene momentos francamente flojos. Para no volver sobre el marcado machismo de varios discursos aunque aquí una de las protagonistas sea la magnífica Cate Blanchett. Pero sí es el film con el que Thor ha cogido por fin el paso a sus compañeros de universo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies