Os seguimos hablando de las películas que se están presentando en el 50ª edición del Festival de Sitges. Hoy llega el turno de un western dirigido por un europeo y que pone el foco en el retrato de una época dura para las mujeres.

La segunda película se centra en un asesino en serie famoso, Jeffrey Lionel Dahmer, también llamado El Carnicero de Milwaukee, responsable de la muerte de 17 hombres y muchachos entre 1978 y 1991. Pero no nos muestra cómo mataba (y parece que también con un punto caníbal) sino como nace el monstruo. Como el adolescente inadaptado, solitario, que busca desesperadamente amigos, acaba cediendo a sus instintos de asesino.

BRIMSTONE

Liz lleva una vida tranquila, pero cuando escuche el primer sermón del nuevo reverendo, la joven madre comprenderá que su paz se ha terminado y que su pasado le ha atrapada de nuevo. Comienza así un peregrinaje épico, lleno de sangre y de sufrimiento.

Brimstone

Dakota Fanning, Guy Pearce y Kit Harington (You know nothing, Jon Snow) protagonizan este western deconstruido narrativamente, en cuatro actos con el que el cineasta holandés Martin Koolhoven vuelve con una aproximación europea al género western y su primera película en lengua inglesa, ocho años después de su última película, “Winter in Wartime”. La película compitió por el León de Oro en el pasado Festival de Venecia.

Dakota Fanning interpreta magníficamente una mujer perseguida por un demoníaco reverendo interpretado por Guy Pearce, que crea un malvado memorable, vil, mezquino y odiable “in crecendo”. La película también retrata la dureza de la vida de las mujeres y transforma un género como el del western predominantemente masculino, en un retrato femenino enfrentado al fanatismo religioso y a una sexualidad enfermiza. Un sufrimiento de película, un western solvente, muy bien rodado que tal vez carga en exceso el melodrama en una especie de epílogo cuando uno ya piensa que ha visto el desenlace definitivo.

MY FRIEND DAHMER

Entre los sesenta y los noventa, Jeffrey Dahmer asesinó diecisiete personas en el Midwest americano. Esta es la historia de lo que ocurrió antes de todo aquello. Esta es la historia de los años de Dahmer en el instituto, donde llevó una vida solitaria, triste ya la vez divertida. Basada en el maravilloso cómic de Derf Backderf, “My Friend Dahmer” compone un curioso retrato de lo terrible puede ser la secundaria.

My friend Dahmer

“My friend Dahmer” podría ser la típica película de instituto o de adolescentes si uno va sin previo aviso de que, en realidad, está en frente del nacimiento de un asesino en serie real. El resultado es una humanización del monstruo perturbadora y triste a la vez. Un chico inicialmente sin amigos que consigue unos cuantos haciendo cosas extrañas como hacerse pasar por epiléptico, con una madre con evidentes problemas mentales y obsesionado por disolver y abrir cosas muertas para ver lo que tienen dentro… quien sabe si con una familia más normal y que no lo hubiera dejado solo se hubieran podido evitar todas aquellas muertes. Su evolución es enfermiza e inquietante, el retrato del que después sería uno de los asesinos en serie más famosos de Estados Unidos extraído del cómic que hizo uno de sus “amigos”, Derf Backderf. A destacar la espléndida interpretación de Ross Lynch que construye un personage que despierta pena y escalofríos a partes iguales.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies