Este lunes ha desfilado por la alfombra roja de Sitges el mítico actor de origen alemán Udo Kier, leyenda viva del cine fantástico, que a los 72 años ha recibido el Premio Máquina del Tiempo y ha presentado el thriller carcelario “Brawl in Cell Block 99”, junto a la estrella de Hollywood Vince Vaughn y el realizador S. Craig Zahler. 

Nuestro día ha estado marcado por un slasher milenial, una petardada con mucha gracia y, después, una venganza (este año hay muchas en Sitges) en manos de una Barbie reconvertida a Rambo para ajustar cuentas con tres hombres.

TRAGEDY GIRLS

Sadie y McKayla están tan obsesionadas por las redes sociales que han decidido urdir un plan macabro: secuestrar Lowell, un asesino en serie, para que las adiestre en el arte del horror y así poder triunfar en internet. Al principio, todo va según lo que han previsto, pero cuando las cosas se tuerzan y Lowell quede libre, a las autodenominadas “chicas trágicas” no les quedará más remedio que reconsiderar el plan.

Tragedy girls

“Tragedy girls” es una “Scream” evolucionada con unos personajes que han crecido viendo asesinos en serie de todo tipo y que quieren, a toda costa, tener seguidores en las redes sociales. La película dirigida por Tyler MacIntyre se puede definir como slasher milenial: gore, gamberra, petarda, que se ríe de sí misma y, por tanto, consigue hacer reír al público. Una de aquellas sesiones en las que se siente como el público, mayoritariamente estudiantes en este pase, se lo pasaba de bien. No es original, está llena de tópicos, pero tiene algún giro original y tu, que nos ha hecho pasar un muy buen rato.

REVENGE

Tres hombres casados ​​ricos se reúnen anualmente para ir de cacería. Pero, esta vez, uno de ellos viene acompañado de su amante, una joven que despierta rápidamente el interés de los otros dos. Las cosas se complican dramáticamente para ella … Tomada por muerta y abandonada en medio de la nada, la chica vuelve a la vida, y el juego de caza se convierte en una venganza implacable.

Revenge

“Revenge” ha sido un poco diferente. El punto de partida es la llegada de un hombre con su amante, toda una Barbie de cuerpo perfecto (Matilda Lutz), a una casa en un lugar inhóspito. Otros dos hombres se añaden después, listos para ir de caza, pero la presencia de la tentadora chica termina con tragedia. Y de repente, renaciendo de las cenizas, la chica se vuelve en una especie de Rambo y sale a la caza de aquellos tres hombres que la han utilizado y han querido acabar con ella.

Una película con una banda sonora algo machacona que, a veces, se toma demasiado en serio a sí misma y que, por el contrario, tiene más gracia cuando se pone gore o petarda. Sí se le agradece que se transforme a la niña mona que sólo recibe, en alguien les acaba dando una una patada en el culo muy bien dada a tres hombres de cromañón poco desarrollados, por algo dirige una mujer, Coralie Fargeat.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X