aaa+ 2017 new fashion cheap replica watches review outlet uk.
enjoy the best price buy swiss fake chopard at low 30 - 40% discount price.
we have all the fake patek philippe.
enjoy the replikas izle brand and low price.

Dos dramas europeos, ’Jusqu’à la garde’, ópera prima del francés Xavier Legrand, y ‘Hannah’ del italiano Andrea Pallaoro han puesto broche final a la competición de esta edición del festival de Venecia. Dos películas dramáticas que proponen sendos juegos con el espectador en función en la que le van facilitando la información. La suerte está echada.

Por un lado la ópera prima francesa Jusqu’à la gardede Xavier Legrand en la que es prácticamente la continuación de su corto de 2012 nominado al Oscar ‘Antes de perderlo todo’. Denis Ménochet y Léa Drucker retoman sus papeles como Antoine y Myriam, el matrimonio protagonista, junto a Mathilde Auneuveux en el de la hija mayor.

Jusqu’à la garde’, empieza casi como un documental. Con la recreación casi en tiempo real de una vista por la custodia de un hijo del matrimonio protagonista. Primero se presenta el caso de la madre, después el del padre y con esa información la jueza decide sobre la custodia. Un proceso frío que dura minutos en el que se toman decisiones que afectan vidas. Y también con esa información lleva al espectador a un primer posicionamiento.

Xavier Legrand - Jusqu'à la garde

Pero después el film empieza a mostrar lo que la jueza no conoce. Y ‘Jusqu’à la garde’ se convierte en un drama familiar en el que Legrand lleva a cuestionar al espectador continuamente su posición. Es en esta parte central de la película en la que se va construyendo la tensión y la amenaza apoyado en la interpretación de Denis Ménochet, capaz de transmitir a la vez fragilidad y peligro, y la puesta en escena. Y en la que a medida que el espectador va recibiendo más información empieza a entender mejor las actitudes de los personajes para acabar como una película de terror.

A pesar de lo delicado del tema, en el film no hay truculencias, ni morbo. Legrand construye un film sólido e inteligente en el que se mezclan con acierto la denuncia social con el juego entre géneros cinematográficos.

Hannah es la segunda película del italiano Andrea Pallaoro y la última presentada en el concurso de esta edición. Está protagonizada por una soberbia Charlotte Rampling que aparece en todas las secuencias del film. Su rostro, su cuerpo y sus movimientos nos transmitirán todo lo que necesitamos conocer. Con ella, menos es más.

Hannah

Hannah’ arranca con un primer plano de la actriz. Y a lo largo de sus 95 minutos no nos despegaremos de Hannah. Al principio sorprendidos y escamados. Hay algo en la forma de actuar de Hannah, en su forma de relacionarse con su entorno y en la forma en la que éste se relaciona con ella que resulta extraño. Poco a poco y con sordina, como de pasada, Pallaoro irá insinuando el pasado para que el espectador construya el ahora. Unos apuntes sobre los hechos pasados que justifican el presente y el futuro de Hannah.

Sin embargo, la forma de revelar (o de no revelar) la información en algunas secuencias resulta forzado y se sacrifica la naturalidad por el estilo. ‘Hannah’ habla de cosas de las que los personajes han decidido no hablar. Bien porque ya está todo dicho o porque es mejor no abrir heridas.

Hannah’ nos habla de las consecuencias de nuestras decisiones. De lo que nos pasa cuando optamos por apoyar a alguien. Y de lo que nos afectan las acciones de otros y de asumir las consecuencias de nuestras decisiones. Pero Pallaoro no presenta a Hannah como una víctima. O como un verdugo. Es sobre todo, una luchadora. Una persona consciente de su situación y de las consecuencias de sus decisiones que hará todo lo posible para recuperar la normalidad en su vida.

Hannah Venice Charlotte Rampling

Mi palmarés

Es tiempo de apuestas. ¿A qué película decidirá apoyar el jurado presidido por Annette Bening? Si bien no hay una favorita clara y unánime, parece difícil que el Festival de Venecia desaproveche la oportunidad de premiar de uno u otra forma, al veterano Frederick Wiseman con la magnífica ‘EX LIBRIS. The New York Public Library’. Un premio que sería la confirmación de los muchos reconocimientos que ha recibido en los últimos años por su aportación al cine a lo largo de su larga carrera.

Mientras esperamos la decisión del jurado, éste sería mi palmarés ideal, los premios que yo entregaría si dependiera exclusivamente de mí. Lógicamente cualquier parecido con la realidad será pura coincidencia:

León de Oro: EX LIBRIS. THE NEW YORK PUBLIC LIBRARY de Frederic Wiseman.

León de Plata – Gran Premio del Jurado: SWEET COUNTRY de Warwick Thornton

León de Plata al mejor director: Darren Aronofsky por MADRE!

Copa Volpi a la mejor actriz: Charlotte Rampling por HANNAH

Copa Volpi al mejor actor: Lior Ashkenazi por FOXTROT

Premio al mejor guión: Martin McDonagh por TRES ANUNCIOS EN LAS AFUERAS DE EBBING, MISURI

Premio especial del jurado: MEKTOUB, MY LOVE: CANTO UNO de Abdellatif Kechiche.

Premio Marcello Mastroianni al mejor joven actor: Charlie Plummer por LEAN ON PETE

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X