Su mejor historia
8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

En Inglaterra, en plena Segunda Guerra Mundial, el cine tuvo un papel muy relevante como vehículo para distraer e infundir esperanza a la población, mientras se sucedían los bombardeos de la fuerza aérea alemana. Su mejor historia (Their Finest) cuenta la historia de Catrin Cole, contratada como guionista por el Ministerio de Información británico para dar un “toque femenino” al guión de films de propaganda, con el objetivo de levantar la moral del país. Catrin se une a un peculiar equipo de rodaje para hacer un film emotivo que llegue a los corazones oprimidos de los ingleses. Se trata del sexto film de la directora danesa Lone Scherfig, responsable de títulos tan interesantes como Italiano para principiantes (2000), Wilbur se quiere suicidar (2002) y An Education (2009), con la que obtuvo tres nominaciones a los Oscar.

El cine de Scherfig, de narrativa sencilla pero no simple, retrata con cierto poso agridulce la complejidad de las relaciones humanas, mezclando elementos y adscripciones genéricas diversas. En este caso, su última película consigue un acertado equilibro entre drama romántico y tragedia bélica, con repartidas dosis de simpático humor y de sufrimiento ante la crudeza de la guerra. El hábil guión de Gaby Chiappe, basado en la novela de Lissa Evans, hilvana virtuosamente las dos principales tramas del film: el desarrollo del guión del film de propaganda (la historia ficcionada de una anécdota de la evacuación de Dunkerke) y su posterior rodaje, y la historia de amor entre Catrin y Buckley, uno de sus compañeros en la elaboración de la cinta.

La inglesa Gemma Arterton, una de las actrices jóvenes más prometedoras de la actualidad (vista recientemente en la también destacable Melanie. The girl with all the gifts, de la que ya hablamos hace unos meses), está estupenda en el papel protagonista. Con una magnética mezcla de dulzura y fortaleza, interpreta a Catrin, una mujer común que se descubre a sí misma a través de su trabajo en el cine. También destaca el gran Bill Nighy, en el papel de una vieja gloria del celuloide, que aporta algunos de los momentos más entrañables del film. En realidad, todos los personajes, magníficamente construidos e interpretados, tienen su espacio y momento en una historia cuya progresión narrativa es clásica y previsible, sin ningún giro inesperado, pero de luminoso y agradable desarrollo.

Su mejor historia

De la mano de Catrin y sus compañeros de rodaje nos sumergimos en el mundo de las películas de propaganda, cintas que demostraron que el cine es uno de los mejores catalizadores de emociones que existen. Su mejor historia nos habla de la potencia creativa del arte en general, y del cine en particular, para luchar contra la barbarie de una guerra, ofreciendo esperanza y vínculos de unión entre los espectadores. La escena en la que Catrin acude al cine y ve su película, rodeada de espectadores emocionados, es un homenaje a la magia del cine y a su poder inspirador.

Su mejor historia, en definitiva, es una encantadora película que nos recuerda que por muy mal que estén las cosas ahí fuera, siempre nos quedará el refugio de una sala de cine y un film con el que poder abstraerse y soñar. Tal como dice uno de los personajes: “El cine es la realidad a la que se le han suprimido los instantes aburridos”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X