Brava
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

La directora Roser Aguilar acompaña en el viaje para sobrevivir al miedo y al dolor de una mujer agredida en el metro en su nueva película “Brava”.

A pesar de la muerte reciente de su madre, la vida de Janine (Laia Marull) parece ir muy bien, pero todo se desmorona cuando un día es víctima de un asalto en el metro y presencia una agresión a una menor. Janine queda atrapada entre la culpa y el miedo. Ya nada volverá a ser igual. Se aleja de su pareja, trata de huir de su tormento interior y se va al pequeño pueblo donde ahora vive su padre. Allí conoce Pierre (Bruno Todeschini), un hombre extraño que hace esculturas con hierro. Janine trata de ocultar todas sus heridas y temores e intenta relajarse, en un entorno que no es tan idílico como parece. Entre la culpa por no declarar todo lo que vio y la necesidad de sobrevivir al dolor, Janine entra en una espiral autodestructiva, hasta que toca fondo y estalla. Finalmente se enfrenta a la realidad como única salida, para tomar las riendas de su propia vida.

Brava

Roser Aguilar estreno su nueva película “Brava”, que ya pasó por el Festival de Málaga, un filme en el que se pregunta, a partir de una agresión sexual, como sobrevivir al dolor y qué hacer con el miedo. En “Brava” la protagonista tiene con una vida aparentemente estable, confortable y feliz hasta que la agresión en el metro le hace tambalearse todo: trabajo, seguridad, pareja. Janine no sólo debe gestionar el dolor y el miedo, también el mundo que ha vivido hasta entonces, y si la solución es cerrarse y aislarse. Por eso huye en el Empordà con su padre (Emilio Gutiérrez Caba) , lo que implica la seguridad del pasado y de un pueblo pequeño.

“Brava” es un film que deja en el espectador una sensación de inquietud, de mal cuerpo. Con un principio impactante, doloroso, que atrapa, pero al avanzar el metraje, el filme se vuelve distante. La cámara que se posiciona lejos, el ritmo excesivamente pausado, el aspecto rígido de la expresión de Laia Marull y el poco entendimiento de las acciones de ciertos personajes hace que cueste sentir empatía, en algunos momentos, que parezca que se ha perdido el tema inicial y que provoque un cierto desconcierto. Con todo, “Brava” interroga al espectador. Hace que te cuestiones en cada momento qué harías y cómo reaccionarías y las respuestas no son fáciles.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies