Usagi Yojimbo (Integral Fantagraphics)
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Planeta Cómic recupera Usagi Yojimbo, un clásico del cómic underground que mezcla, con sabiduría, épica, humor y aventuras, en dos tomos que recopilan la etapa en la prestigiosa editorial Fantagraphic Books. Una magnífica oportunidad para adentrarse en la obra maestra de Stan Sakai. 

Stan Sakai es un historietista estadounidense de ascendencia japonesa que creció leyendo comic-books norteamericanos y viendo películas de samuráis en las salas de cine de Hawái. Cuando se planteó crear su propia cabecera de cómic, recuperó su amor por los viejos filmes de Akira Kurosawa protagonizados por Toshiro Mifune, para alumbrar una larga saga protagonizada por un samurái que, tras la muerte de su señor, emprende un camino en solitario como ronin.

Pero Sakai no se contentó con idear una lectura más o menos respetuosa del tradicional cine chanbara (el equivalente a las aventuras “de capa y espada” en Occidente). Su revisión del género incorporaba además una particular novedad: estaba protagonizada por un conejo samurái que, a lo largo de las distintas aventuras, se encontraba con todo tipo de animales antropomórficos. Esta particular fusión de las tiras cómicas de animales y los cómics de “espadas y brujería” o de artes marciales, tan de moda en los años setenta y ochenta, adquiría, gracias a Sakai, un sorprendente tono adulto, que conectaba con otros cómics independientes de la época como el imprescindible Omaha.

Usagi Yojimbo Integral Fantagraphics nº 01/02 Usagi Yojimbo. Fantagraphics Collection

Las primeras publicaciones de Sakai en Fantagraphic Books (la etapa recopilada en dos tomos por Planeta Cómic) ya evidenciaban la habilidad de su autor para combinar el dibujo deliciosamente paródico con la fidelidad a los códigos argumentales del género. Las historias, en su mayor parte breves (aunque también hay, en el primer volumen, una saga imprescindible de más de 150 páginas: La conspiración del bramido del dragón), reflejan una combinación de épica y revisión irónica que nos sitúa en una interesante intersección entre el clasicismo y la postmodernidad. La llegada de Miyamoto Usagi en la primera plancha de 1984 es una invitación modélica a la aventura, que evoca un tono maravillosamente crepuscular que no para de crecer número a número. El lector disfruta de la personalidad de Usagi, sereno a la hora de enfrentarse a sus enemigos (como demuestra la humorística Una comida tranquila), comprensivo y noble con aquellos a los que ha herido en el campo de batalla (como el enternecedor puerco de El espadachín ciego) y demasiado inocente en ocasiones, especialmente cuando trata con pícaros como el divertido rinoceronte caza-recompensas llamado Gennosuke. El mundo descrito en estos relatos es también una suerte de universo heterotópico, poblado por unos dinosaurios diminutos que merodean por los caminos como si fueran lagartijas (con una de ellas Usagi Yojimbo establecerá además una peculiar y emotiva relación).

Sakai demuestra buen pulso para la ambientación y la ejecución de las secuencias de acción, resueltas con una planificación casi cinematográfica, pero su verdadero talento está en su capacidad como guionista. Las historias de Usagi Yojimbo funcionan como inspiradas alegorías sobre la condición humana; relatos sin fin de una larga novela de caballería puesta al día que no hay que dejar escapar.



Editorial: Planeta Cómic
Web editorial
Páginas: 588
Precio: 45 €
Guión: Stan Sakai
Dibujo: Stan Sakai
Formato: 16,5 x 25,5 cm. Rústica con solapas. Blanco y negro
ISBN: 978-84-16816-19-4

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies