Los últimos días dos de las directoras que compiten por la Palma de Oro han presentado sus películas. Por un lado, Sofia Coppola con la exquisita ‘La seducción’, acompañada por Nicole Kidman, Kirsten Dunst, Elle Fanning y Colin Farrell. Por otro, la japonesa Naomi Kawase con la sentimental ‘Radiance’. También ha llegado del lejano oriente ‘The Day After’ lo más nuevo del prolífico director coreano Hong Sangsoo (lleva 4 películas en 8 meses) y el ucraniano Sergei Loznitsa vuelve al cine de ficción con la fallida ‘A gentle Creature’.

La seducción de Sofia Coppola adapta la novela ‘The Beguiled’ de Thomas P. Cullinan que ya llevó al cine Don Siegel en 1971 con el título de ‘El seductor’, con Colin Farrell en el papel que encarnó Clint Eastwood y Nicole Kidman en el de Geraldine Page. Completan el reparto Kirsten Dunst y Elle Fanning.

La seducción’ cuenta el revuelo que provoca la llegada en plena Guerra de Secesión estadounidense de un soldado unionista a un internado para chicas jóvenes. Poco a poco, la llegada del hombre irá alterando la vida del grupo y surgirán las tensiones, las rivalidades y las envidias.

Sorprende que Coppola, directora especializada en el reflejo de mundos femeninos en películas como ‘Las vírgenes suicidas’ o ‘The Bling Ring’, no busque aportar nuevas dinámicas a la historia que contó Don Siegel; que no añada un punto de vista ‘más femenino’ a la película más en boga con los tiempos actuales. Porque tal y como ocurría en la versión de Don Siegel, lo que cuenta Coppola es principalmente la forma en la que la relación con el hombre afecta a los comportamientos de sus personajes.

Les proies Sofia Coppola

En su arranque, ‘La seducción’ se apoya en la proverbial hospitalidad sureña frente a la amenaza del norte y la competición que se establece entre las residentes en el internado con el objetivo de seducir al invitado. Todo elegante y delicado, como debía ser en apariencia una señorita del sur de la época. Pero cuando los equilibrios de poder cambian, cuando los papeles del poderoso y del sometido se intercambian, la película se transforma, se vuelve más oscura y adopta aires cercanos al gótico sureño.

Elegante y exquisita en el fondo y en la forma, esteticista en su justa medida, gracias a los excelentes los trabajos de fotografía, dirección artística y vestuario, ‘La seducción’ es una película contada a través de detalles. De frases, de miradas, de pequeños gestos con los que Coppola construye las complicidades entre las residentes en el internado y de las que busca hacer partícipe al espectador, lo que da lugar a que surjan momentos de fino humor e ironía.

También se ha podido ver en la Croisette, Radiance la nueva película de la directora japonesa Naomi Kawase. En ella la directora de ‘Aguas tranquilas’, cuenta el encuentro entre Misako, una redactora de audiocomentarios de películas para invidentes, con un veterano fotógrafo que está perdiendo la vista.

La propuesta más novedosa de ‘Radiance’ es la especie de deconstrucción del cine que surge en los grupos que debaten los textos de los audiocomentarios. Si el trabajo del director de cine consiste en gran parte en construir las imágenes de la película a partir del texto del guión, el objetivo de los audiocomentarios para invidentes es el contrario: comunicar mediante palabras, lo que las imágenes de la película transmiten a los espectadores.

Radiance Naomi Kawase Cannes

Pero finalmente Kawase abandona esta línea y a medida que la relación entre el fotógrafo y la protagonista va tomando peso, toman protagonismo los recuerdos de su infancia, la evocación sentimental de su pasado, de forma delicada y emotiva, un terreno que le resulta (demasiado) familiar a la directora y que en películas anteriores había tratado con más profundidad y emoción.

Una de las películas mejor recibidas por la crítica internacional ha sido ‘The Day Afterde Hong Sang-soo, una oportunidad del director coreano para neutralizar el mal sabor de boca que dejó en sus fans ‘Claire’s Camera’, presentada en este mismo festival unos días antes.

Hong Sang-soo se mantiene fiel a sus señas de entidad: pocos personajes, pocos escenarios, trasfondo romántico, mucho diálogo, mucha comida y más bebida. Que el protagonista esta vez sea un editor maduro y no un director de cine no es que más que una anécdota. Y en ‘The Day After’, en la que Sang-soo vuelve a rodar en blanco y negro tras varios años coloridos, también están sus habituales rupturas temporales, sus variaciones narrativas y sus reencuadres, zoom mediante, dentro del mismo plano. Pero en esta ocasión, resultan mucho más naturales y orgánicas que de costumbre y quedan perfectamente integradas en el núcleo central de la narración.

Hong Sang-soo The Day After Cannes

The Day After’ cuenta el primer día de trabajo de Areum (Kim Minhee) en una pequeña editorial en la que trabajan sólo dos personas: el jefe, como a él le gusta que le llamen y ella. El jefe, Bongwan (Kwon Haehyo) acaba de romper su relación con su anterior empleada, a la que Areum sustituye y además su esposa acaba de descubrir esa aventura y está dispuesta a tomar cartas en el asunto.

Este encadenamiento de hechos da lugar a un sugerente juego de seducción, malentendidos, maniobras y enredos, apoyados en diálogos que a pesar de su aparente ligereza e intranscendencia van dejando su poso. Estos diálogos alcanzan su mayor brillantez en el debate que mantienen el jefe y su empleada sobre el peso de las palabras y su capacidad para representar la realidad.

El ucraniano Sergei Loznitsa que en 2012 se llevó el premio FIPRESCI del festival por ‘En la niebla’, vuelve al cine de ficción con A Gentle Creature, tras varios años en los que se ha dedicado al cine documental con producciones como ‘Maïdan’, ‘The Event’ o ‘Austerlitz’.

A Gentle Creature’ narra la lucha de una mujer por conseguir información acerca de su marido encarcelado, cuando recibe devuelto por motivos desconocidos un paquete que ella mismo le envió. En su intento por saber algo más acerca de la situación de su marido, viajará a la prisión, localizada en una remota región de Rusia, y allí deberá enfrentarse con una burocracia absurda y una galería de personajes siempre predispuestos a sacarle tajada a la situación que recuerda mucho a ‘El castillo’ de Kafka.

A gentle creature Sergei Loznitza Cannes

A Gentle Creature’ es excesiva, barroca, grotesca, libre. Para bien y para mal. Loznitsa acompaña a esta esposa que acepta impertérrita el abuso y el absurdo de las situaciones con las que se enfrenta en su búsqueda, pasando de la esperanza a la resignación. Un recorrido de idas y venidas en el que el espectador puede llegar a sentirse perfectamente identificado con la protagonista hasta llegar a la saturación. A Loznitsa le acaba pudiendo su propia ambición.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies