Negación
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Basada en la historia real de Deborah E. Lipstadt, Negación cuenta el juicio por difamación que tuvo que sufrir después de ser denunciada por el negacionista del Holocausto, David Irving.

Les parecerá mentira que, llegados ya a 1996, aún hubiera personas, entre ellas incluso historiadores, que negaran el Holocausto. Pero llegados a 2016, veinte años después, Donald Trump se hizo con el poder de todo un país, así que el efecto sorpresa de la historia es algo que nunca cesa.

Rachel Weisz (El jardinero fiel) se pone en la piel de la reputada historiadora judía Deborah E. Lipstadt durante los años 90, en una historia judicial sobre el Holocausto y aquellos que han intentado negarlo. Timothy Spall (Mr. Turner) encarna al negacionista principal, David Irving, un simpatizante de Hitler que estuvo siempre en contra de quienes hacían obvia la relación entre el dictador y el acto genocida. Tras leer la novela de Lipstadt y querellarse contra ella por difamación, la protagonista cuenta con el siempre magnífico Tom Wilkinson (Michael Clayton) para defenderla ante el juez.

Valga la redundancia, uno no puede negar que, con tal elenco de principales y algún que otro secundario, esta puede ser una gran película. Y, a ese nivel, lo es: las interpretaciones sin fisuras de los protagonistas son inmejorables y crean una atmosfera de tensión, empatía e impotencia que solo los grandes actores pueden transmitir.

Negación

Aun así, y aunque un gran protagonista puede salvar una mala película, en este caso todo queda dentro de la mediocridad. Incluso con el más que correcto trabajo de Weisz, esta no va más allá dentro de un papel a medida y bien escrito. No aporta mucho y eso se nota cuando no hay contraste con un guión totalmente plano, poco original y, a momentos, aburrido. El hecho de que todo vaya en una línea tan simplista, sin complicaciones, yendo tan solo al punto básico que interesa, hace que Negación sea una película sencilla y mediocre, cuando lo que se nos cuenta podría llegar mucho más allá.

No se busca entregar una obra de arte, sino plasmar y transmitir un mensaje muy fácil de entender. Por supuesto, nada a reprochar, no todas las obras cinematográficas pueden ser magníficas. Pero en este caso se nota demasiado el poco esfuerzo y las ganas de cumplir rápido con una historia, una protagonista y unos actores que podrían dar mucho más de sí. Aceptable, entretenida e interesante, pero para nada memorable.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X