Ghost in the Shell: El alma de la máquina
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Hace un año, se trasplantó el primer cerebro humano a un cuerpo totalmente sintético. Ahora, la ciborg resultante de ese proyecto, la Mayor (Scarlett Johansson), agente especial de la llamada Sección 9 tendrá que enfrentarse a un enemigo que le cuestionará todo lo que conoce, incluido su pasado.

Antes de empezar, podemos avisar a los seguidores del original Ghost in the Shell de que pueden estar tranquilos: es una buena adaptación. Por supuesto, se le pueden encontrar cambios significativos y ciertos aspectos que gusten más o menos; pero, visto lo visto, con las adaptaciones cinematográficas que se estrenan últimamente, se puede estar seguro que esta contentará a muchos. Eso sí, el casting sigue siendo algo inexplicable.

Nunca entenderé la atracción interpretativa de Scarlett Johanson. No puedo nombrar una actuación suya memorablemente buena aparte de su rol vocal en Her. Sé que debo adaptarme al hecho de que es una actriz muy querida por el público y que su nombre por si solo ya vende; pero nada más empezar Ghost in the Shell ya se me hace difícil ni siquiera intentarlo, puesto que su manera de interpretar a la Mayor durante toda la película es algo francamente ridículo.

Ghost in the Shell

Por supuesto, la protagonista no lo es todo en una película, pero tiene el gran poder de hacer que una película mediocre sea algo que se deba ver o que una gran película sea algo que se deba olvidar. En este caso, la sobreactuación de Johansson se puede justificar con una temática y un tono ochenteros, retros, que buscan recrear esos futuros distópicos escenario de tantas pasadas actuaciones pésimas.

Pero esta justificación no es porqué sí, sino por unos muy bien realizados trabajos de diseño, fotografía y dirección que consiguen crear una atmósfera perfecta para el guión. En un espacio entre la buena adaptación visual y la originalidad cinemática, Ghost in the Shell crea un mundo en lo que es verdaderamente fácil entrar y disfrutar de lo que se está viendo. Así pues, como único punto técnico a criticar, sería un guión con muchos altibajos que pasa de 100 a 0 en un tiempo récord y que, a momentos, corta de lleno la sensación de interioridad.

En definitiva, nos encontramos ante la que será, seguro, la primera parte de una larga saga que no empieza con mal pie. Por supuesto, plantear algo tan amplio no es tarea sencilla y en algunos momentos se nota un intento demasiado forzado de explicar todo lo posible en el menor espacio imposible, pero se perdona por los otros muchos elementos que hacen de esta una buena primera parte.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies