El Festival Americana dijo adiós a su cuarta edición el domingo con una nueva jornada de 12 sesiones y número público en las salas del Cine Girona. Aquí tenemos nuestro último recorrido.

My Entire High School Sinking Into the Sea

My Entire High School Sinking Into the Sea

La animación también tiene cabida dentro de la programación de Americana. En este caso, la animación surrealista del novelista gráfico Dash Shaw, en su primera película. Dash y su mejor amigo, Assaf, se enfrentan al hundimiento de su instituto, una amenaza que hará fortalecer su amistad.

Narración sobre la amistad, el amor y las crisis adolescentes, muy tópica pero entretenida gracias a una animación muy simple pero llena de soluciones imaginativas. My Entire High School demuestra que no hace falta grandes efectos para contar eficazmente sencillas historias.

Nota: 6

James White

James White

Brutal, seca, dura y muy humana, el visionado de James White, la primera película de Josh Mond, golpea nuestro interior. ¿Cómo superar la pérdida de un padre? ¿Cómo enfrentarse a la enfermedad terminal de una madre? Producida por Antonio Campos, presente también en la actual edición del festival con su último film, Christine, James White nos presenta a un joven impulsivo, apasionado y perdido que tiene que hacer frente, prácticamente solo, a la tragedia familiar. El film nos habla del duelo y del problemático tránsito hacia la edad adulta, en medio de la soledad e inmadurez de la sociedad actual.

El film cuenta con una magnífica interpretación de Christopher Abbott, en el papel protagonista. Lleva el peso de una película contada en su mayor parte a partir de una sucesión de primeros planos, claustrofóbicos, de James. Su interpretación, visceral y magnética, y el recurso constante del primer plano, hacen que consigamos meternos rápidamente en la piel del protagonista y sintamos, en las escenas más duras, su angustia y dolor.

Nominada como mejor ópera prima en los Independent Spirit Awards y en el top ten de los mejores films independientes del 2015 para la National Board of Review, su impacto se ha dejado sentir en todos los festivales en los que se ha proyectado, cosechando numerosos premios. Ojalá alguna distribuidora se atreva a estrenarla en nuestras salas, la historia conmovedora que cuenta James White se lo merece.

Nota: 8,5

Joshy

Joshy

La película con la que cerramos el festival también lleva por título el nombre del protagonista. Y como James White trata de la manera de afrontar una tragedia, pero desde el punto de vista de la comedia. Un grupo de amigos alquila una casa con antelación para celebrar la despedida de soltero de Joshy. Cuando llega el fin de semana festivo las circunstancias del protagonista han cambiado pero el grupo, con la intención de ayudarle, decide aprovechar la casa y reencontrarse. La escapada estará llena de alcohol, drogas, jacuzzis, desenfreno y sobretodo situaciones patéticas que, en la mayoría de las ocasiones, no saben sacar todo el partido de la interesante premisa. Si bien Joshy contiene algunos momentos de lucidez, especialmente en su tramo final, el resultado general es una comedia demasiado ligera, con unos personajes muy estereotipados y cuya evolución en la historia es en ocasiones forzada.

Nota: 6

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies