Ha arrancado la cuarta edición del Festival Americana, el festival de cine independiente norteamericano de Barcelona. Tras la inauguración que tuvo lugar el miércoles en el cine Phenomena, con la proyección de Donald Cried, los Cines Girona acogen las proyecciones regulares hasta el domingo 5, convertidos en una suerte de Sundance en pequeña escala. En total se podrán ver más de una treintena de films, de temáticas y estilos muy diversos. Éstas son las películas vistas en la programación del jueves.

Another evil

Another Evil

Empezamos con una película que habla de un miedo muy potente instalado en la sociedad actual: la paranoia ante lo desconocido. Another Evil comienza como una parodia del típico film de casas encantadas. Tenemos una casa en un paraje remoto, una políticamente correcta familia feliz, unos espíritus de aspecto amenazante que se instalan en la residencia y un cazafantasmas muy particular.

Another Evil no abandona hasta su tramo final su tono cómico y despreocupado pero la trama va adquiriendo escena a escena un cariz sórdido muy inquietante. El director y guionista Carson D. Mell sirve una divertida mezcla entre humor y terror, añadiendo un ligero cuestionamiento sobre la omnipresente cultura del miedo implementada en el inconsciente colectivo norteamericano.

Nota: 7

Christine

Christine

El segundo y último pase del día es Christine, uno de los platos fuertes del festival. Tras las recomendables Afterschool (2008) y Simon Killer (2012), el tercer largometraje de Antonio Campos, director y guionista de Nueva York, narra a través de la ficción un caso real que impactó a la sociedad americana de los años setenta y que conviene no destripar. Christine Chubbuck es una periodista de una cadena de televisión de Sarasota (Florida) con un gran nivel de autoexigencia tanto en su vida personal como en la profesional.

Campos se introduce en el inestable mundo interior de la protagonista, interpretada fantásticamente por Rebecca Hall, a quien ya pudimos disfrutar en otra de las cintas más perturbadoras del pasado año, El regalo (Joel Edgerton). Hall se hace con un papel sumamente complejo y nos transmite con determinación las luces y sombras de Christine, sus sueños, ambiciones, decepciones y angustias. Está secundada por un buen elenco, entre los que destaca Michael C. Hall y Maria Dizzia.

El gran guión de Craig Shilowich ofrece verosimilitud e interés creciente a una historia en la que se entrelazan hábilmente la trama laboral y la personal de la protagonista hasta confluir en la potente secuencia climática. El próximo proyecto de Antonio Campos será dirigir la precuela de La profecía, una producción mayor pero que casa perfectamente con la cinematografía de Campos, especialista en retratar el lado oscuro de la mente de sus personajes.

8,5

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X