Superman: El Lado Oscuro
9Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
10.0

El último hijo de apokolips

El planeta Krypton está a punto de estallar. Un científico y su esposa, buscando salvar la herencia de su malograda raza, ponen a su hijo no nato en un cápsula espacial y la lanzan al espacio momentos antes de que el mundo estalle engullido por un sol rojo. Todos sabemos cual fue el destino programado en el ordenador de la nave y conocemos la historia de cómo el cohete aterrizó en un primitivo mundo que orbitaba una estrella joven y amarilla, de cómo una amable pareja recogió al recién nacido y lo crio en los valores de la honradez y la bondad, de cómo, años después, ese niño de Kansas, ignorante de su ascendencia alienígena, llegaría a convertirse en el mayor campeón del mundo.

Todo el mundo conoce a Superman.

Pero, y si, en el último momento, una fuerza desconocida hubiera desviado la trayectoria de la nave krypotniana, haciendo que se estrellara en el peor sitio imaginable? ¿Y si aquel niño hubiera terminado en un lugar parecido al infierno y en las manos del mismísimo Diablo? ¿Y si Darkseid hubiera criado a Kal-el?

De todos los héroes que conforman el panteón superheroico, Superman es, sin duda alguna, el más parecido a la imagen de lo que podría llegar a llamarse un Dios. Sus poderes, su misma esencia inspiradora, le ponen tan por encima de los demás que es difícil no pensar en él como en un ente divino. No en balde, en multitud de ocasiones, se le ha atribuido un carácter prácticamente mesiánico, llegando a crear, incluso, religiones a su alrededor. Muchos autores han explorado este aspecto del último hijo de Krypton y las dificultades que acarrea un manto de santidad cuando es el más humilde de los hombres quien lo lleva. Cuando los límites de la propia continuidad se quedaban cortos para plasmar historias de tan épico calibre, DC contaba con la inestimable alternativa de su colección de universos paralelos e historias alternativas: Elseworlds.

Superman_Dark_Side_002

A finales de los 90, este tipo de aventuras distópicas e imaginarias gozaban de gran popularidad y salieron a la luz grandes narraciones, inspiradoras algunas y deprimentes otras en los que los hechos se desarrollaban de forma distinta y el universo DC cambiaba su aspecto hasta volverse irreconocible.

Huelga decir que Superman protagonizó muchas de esas aventuras.

A pesar de sus múltibles orígenes, ya fuere como amish en JLA: el clavo o comunista en la imprescindible RED SON, el hombre de acero conservaba en su interior los mismos valores, el mismo idealismo y aspiración heroica. La misma bondad.

Por eso, este cómic, “Superman: El lado oscuro”, es algo especial.

En efecto, el coraje y altruismo del hijo de Jor-El parecen tan ligados a la esencia del personaje que uno se pregunta qué haría falta para cambiarlos o deformarlos. La respuesta se encuentra en los pozos de fuego de Apókolips, bajo los cariñosos cuidados de la Abuelita Bondad y la atenta mirada del alto señor. Por primera vez, Superman no se nos presenta como un héroe bajo tal o tal otra circunstancia.

Aquí, Superman es un soldado, un fiero luchador en una guerra cósmica que enfrenta a los Dioses del cuarto mundo. Superman ha sido educado para la batalla, para el cruel combate, y conceptos tales como la compasión o la decencia le son absolutamente desconocidos. Como lectores no podemos evitar un escalofrío la primera vez que le vemos quitar una vida sin el menor atisbo de duda o remordimiento (una norma casi inquebrantable en cualquier otra versión del personaje).

"Superman: El Lado Oscuro" ECC

Por otra parte, situando el personaje en medio del conflicto entre Apókolips y Nueva Génesis, Kal-El se codea con auténticos dioses como Lightray, Orión o el propio Highfather. Las apuestas de la guerra que los enfrenta son tan elevadas que el célebre aspecto humano de Superman resulta del todo irrelevante. Los acontecimientos lo llevan a la Tierra, pero la vida que hubiera podido llevar queda apabullada por la violencia y el conflicto.

Esta es una historia imaginaria que resalta entre las demás y que merece un puesto de honor, posicionarse en el podio junto a la ya mencionada RED SON y, por supuesto, a la inigualable KINGDOM COME.

El guión de John Francis Moore (“Batman/Houdini”; “DOOM 2099”) y el dibujo de Lieron Dwyer (“Avengers”; “Daredevil”) conforman una historia aterradora, deprimente, cruda como los yermos de Apókolips. Una atmósfera cósmica, épica y desgarradora. Un paisaje en el que jamás hubiéramos esperado encontrarnos con el último hijo de Krypton y de la cual no podemos adivinar el desenlace.

Por eso mismo se trata de un cómic tan genial.



Editorial: ECC
Web editorial
Páginas: 160
Precio: 14,95 €
Guión: John Francis Moore, Kieron Dwyer
Dibujo: Kieron Dwyer
Formato: Rústica. 4 tintas
ISBN: 978-84-16945-49-8
Edición Original: Superman: The Dark Side USA


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies