Mientras se producía un revuelo mundial con el estreno en Netflix de una de las series de la temporada pasada, “Stranger Things”, la cadena estaba terminando de cocinar en secreto otra producción. Con el misterioso nombre de “The OA” la serie surgía de las mentes de algunos de los valores en alza del panorama indie, liderados por Brit Marling. Y sin que trascendiera gran cosa de su argumento o reparto, a mediados de Diciembre hacía pública esta ficción que ha vuelto a dividir la audiencia entre defensores y detractores.

¿De qué va?

Una de las claves más importantes para disfrutar de “The OA” es saber lo menos posible, porque precisamente se ha concebido y está narrada de una forma en que la gracia está en irla descubriendo al ritmo de los protagonistas. En la mayoría de trailers y artículos en la red se desvela demasiado, así que aquí os diremos sólo lo mínimo imprescindible:

Prairie Johnson (Brit Marling) es una joven que ha estado desaparecida durante 7 años. Cuando de repente reaparece tirándose desde un puente, sus padres corren a reencontrarse con ella en el hospital. Pero muchas cosas han cambiado en ella: a pesar de ser ciega, ahora ha recuperado la vista, tiene unas extrañas marcas en la espalda y se hace llamar “OA”.

Mientras su entorno más cercano intenta llenar el vacío de estos 7 años, Prairie reúne un peculiar grupo formado por cuatro estudiantes de instituto y una de sus profesoras y comienza a explicarles dónde ha estado durante todo este tiempo.

The OA

Mientras cada uno de ellos hace frente a diversas dificultades de sus propias vidas, asisten a una serie de sesiones en una casa abandonada donde escucharán atónitos el relato de Prairie e irán aceptando participar en una petición que ella les hará. Porque la revelación de la verdad tiene un objetivo que iremos descubriendo poco a poco.

La telaraña narrativa

The OA” viene a ser un cuento. Una historia contada a la luz del fuego por una narradora especial a un grupo de gente que la escucha atentamente, el espectador y los cinco desconocidos.

Pasada la introducción, la narración nos transportará a un repaso a la vida de Prairie, desde su infancia hasta el momento actual. Y todo ello solapado con las pausas del cuento propiamente dicho, para poner también el foco en la realidad de estos oyentes que son personas que no viven una situación muy idílica en el instituto donde estudian o trabajan. Las vivencias de este grupo de “parias” complementa (o interrumpe según se mire) la historia principal, que de hecho es la que pretende engancharnos hasta la resolución final.

The OA

¿Quién hay detrás?

Los artífices de la serie son la actriz, productora y guionista Brit Marling y el guionista y director Zal Batmanglij. A ella la descubrimos en el Festival de Sitges protagonizando dos de las cintas más interesantes de las respectivas ediciones: “Otra Tierra” (2011) y “I Origins” (2014). En 2013 ya habían formado tándem en el filme “East“, coescrito por los dos, protagonizado por ella y dirigido por él.

Y desde entonces habían estado dando forma al guión de esta historia y presentándola a diferentes productoras sin encontrar a nadie que se decidiera a apostar por el proyecto. Hasta que llamaron a las puertas de Brad Pitt y Michael Sugar.

Con su luz verde para realizar la serie, Netflix ganó la pugna por hacerse con los derechos. Y así comenzó la producción decidiendo mantener al máximo el secreto sobre su desarrollo, los personajes y la trama. Un elemento clave para que “The OA” haya supuesto la sorpresa que ha supuesto.

¿Os la recomendamos?

The OA” es como un buen truco de magia. Comienza con una premisa impactante, que promete misterio y emoción. Aquí un trailer y una sinopsis que enuncian preguntas de difícil respuesta y prometen horas de adición intentando encontrarlas. Sigue con una narrativa que nos engancha, mientras el prestidigitador va exponiendo el número, haciendo saltar nuestra atención de un punto a otro mientras nuestro cerebro intenta descifrar la verdad final subyacente en todo ello. Y al final pueden pasar dos cosas, o que aplaudamos el clímax de la resolución con una mezcla de satisfacción y asombro, o bien que nos sintamos totalmente engañados al tener que admitir que nos han tenido pegados a una trampa en la que nos han acabado colando un gol por toda la escuadra.

Debo confesar que en cuanto a “The OA” me identifico más con la segunda reacción. Esta es una serie que engancha mucho por cómo está narrada, saltando entre diferentes momentos temporales pero en forma de un cuento en el que cuesta quedarse a medias. Una vez iniciado el relato aparecen algunos elementos sobrenaturales que piden un cierto salto de fe. Pero seguramente estarás tan atrapado que saltas y tiras adelante. Pero ay del momento en que te pares a pensar demasiado o a observar detalles, porque es fácil empezar a ver algunos agujeros y costuras que te hagan pensar que el salto de fe es un salto al vacío.

Y aún así, el trayecto se disfruta y los 8 capítulos de la serie se devoran fácilmente. Así que os toca decidir: ¿vale al pena disfrutar del viaje aunque el destino le pueda dejar insatisfechos?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies