Comanchería
8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Podríamos traducir la expresión “(come) hell or high water”, que recoge el título original de esta película, como “contra viento y marea”. De esta manera, contra todos los elementos en juego, dos perdedores de manual, los hermanos Toby Howard, padre divorciado a cargo de dos hijos, y Tanner Howard, exconvicto, siguen un desesperado plan para evitar perder la granja familiar a manos de un banco que amenaza con desahuciarles: robar en distintas sucursales de la misma compañía bancaria para pagarles, efectivamente, con su misma moneda. En la versión española, el título se ha sustituido por Comanchería, término que hace referencia a la región habitada por la tribu comanche de nativos americanos. El nombre “comanche” significa “enemigo” o “los que quieren luchar siempre contra mí”. En Comanchería, ambientada precisamente en territorio comanche, los dos hermanos deciden convertirse en enemigos de la ley: el sheriff Marcus Hamilton y su compañero intentarán detenerlos a toda costa.

El escritor y realizador escocés David Mackenzie ha transitado con acierto por diversos géneros a lo largo de su carrera, destacando por sus sólidos guiones y una estupenda dirección de actores. En clara línea ascendente, después de Convicto [Starred Up], brutal drama carcelario, presenta su mejor film hasta la fecha, una cinta que combina clasicismo y modernidad: todos los elementos del western clásico están presentes, mezclados con una certera descripción de la actual América profunda.

Tres veces en Irak, pero no hay dinero para nosotros”. Ésta es una de las frases que aparece en el inicio de Comanchería, junto a rótulos de “se vende” o “cerrado” colgados de casas o negocios. Ambientada en el oeste de Texas, en esta película el paisaje no es un mero espacio físico, sino una descripción del estado de las cosas. Mackenzie enfatiza desde el principio el contexto donde se mueven sus protagonistas: poblaciones desérticas y deprimidas, sucursales sin apenas dinero, y, sobretodo, un desierto de pobreza, rabia y desesperanza. Tras ver esta película uno entiende mejor la victoria de Trump.

Comanchería

El guión, firmado por Taylor Sheridan, responsable de la historia de la también notable Sicario (Denis Villeneuve, 2015), utiliza el molde del western para recrear con gran acierto una realidad social actual, un paisaje decadente y desolador y el pesimismo y melancolía de sus habitantes. Un territorio que en la época comanche pertenecía a los indios y ahora es propiedad de los bancos y sus hipotecas basura. Gracias al trabajo de Mackenzie y Sheridan entendemos perfectamente la rebeldía de los hermanos Howard y su lucha por salir adelante, aunque sea a través de acciones ilegales pero justas, y también las reacciones y las dudas del sheriff y su ayudante, la otra pareja del film. El director no se decanta por ninguno de ellos, no hay buenos o malos en el sentido tradicional, sino que cada uno intenta vivir como puede ante una crisis que ha dejado de lado a las personas.

Las interpretaciones de los cuatro personajes principales son formidables, destacando el trabajo de Chris Pine, en su papel más complejo hasta la fecha, y el de Jeff Bridges, un sheriff superado ante los acontecimientos, en la línea del personaje de Tommy Lee Jones en No es país para viejos [No Country for Old Men, Joel y Ethan Coen, 2007). De hecho, la historia de Hell or High Water tiene resonancias del universo del escritor Cormac McCarthy. También destaca la fotografía a base de tonos ocres y amarillentos del director de fotografía Giles Nuttgens y, como es habitual en ellos, la fantástica banda sonora de los músicos Nick Cave y Warren Ellis.

Incluida en la sección “Un Certain Regard” de Cannes, Comanchería ha sido seleccionada por la National Board of Review como una de las diez mejores películas del año y está nominada a los Globos de Oro a Mejor película de drama. Una estimulante propuesta entre el western crepuscular, el thriller de atracos y la crítica social, que guarda para su vibrante final un valiente y comprometido discurso, uno de los mejores cierres del año.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X