Bar Bahar
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Entre dos mundos, entre el mar (Bar) y la tierra (Bahar), debatiéndose entre dos identidades enfrentadas y con una punzante sensación de no pertenencia, tres mujeres palestinas luchan por su derecho a ser ellas mismas en la prometedora modernidad de Tel Aviv. Protagonizan el primer largometraje de la directora Maysaloun Hamoud, que debuta con un alegato sobre la búsqueda de la libertad individual de la mujer en las sociedades tradicionales. Ella misma describe su película como “un reflejo de la crisis de identidad multigeneracional de la comunidad palestina en Israel”, pero resulta difícil no establecer paralelismos entre esta sociedad que tiene mucho que avanzar en materia de igualdad y el espacio de opresión y menosprecio a los derechos más básicos de la mujer que continúa estando vigente en muchos puntos del planeta.

Es una historia que nos habla de la necesidad de una evolución social, que reivindica la igualdad de derechos a través de sus tres protagonistas que, a pesar de pertenecer a diferentes estamentos religiosos, sociales y culturales, finalmente se ven abocadas a sufrir los mismos problemas de discriminación y desigualdad. Estamos acostumbrados a ver este tipo de cine reivindicativo desde entornos mucho más occidentalizados y contextos que favorecen la lucha o la transgresión, pero aquí el relato se hace desde el interior de una cultura, desde el respeto a una colectividad que aunque sea demasiado dependiente de sus tradiciones, se enfrenta a través de sus “primaveras árabes” a un momento histórico de cambio social y ganas de progreso.

Hay una nueva generación (no solo de mujeres) que cree en la posibilidad de un entorno de más libertad y tolerancia. Y éste es un mensaje que hay que apoyar con contundencia utilizando el cine como plataforma de denuncia, aunque a veces el esfuerzo por la prevalencia del mensaje lleve a elaborar guiones demasiado previsibles y forzados como el que nos encontramos en esta película, que cae en una clasificación maniquea de las acciones, donde no hay término medio, donde se demoniza al personaje masculino (que en ocasiones no deja de ser otra víctima de la tradición) y se redunda en auténticos tópicos, obviedades y estereotipos que impiden en ciertos momentos del metraje transmitir con habilidad la necesaria denuncia social.

Bar Bahar

Parte del éxito de la película radica en la impecable interpretación de sus protagonistas, acompañada del aliciente de su banda sonora. Pero lo que realmente convierte esta obra en algo meritorio es que estamos ante una película escrita, dirigida y protagonizada por mujeres. El argumento encuentra puntos comunes de lucha que hacen necesaria la solidaridad y la unión entre mujeres, aspecto crucial en los movimientos feministas.

Con varios premios en la última edición del Festival de Cine de San Sebastián, Bar Bahar se revela como una película necesaria y valiente que emociona cuando se sabe leer entre líneas, y que culmina con un impactante plano final en el que la mirada perdida de las tres protagonistas nos recuerda que no es fácil contravenir las tradiciones y que el cambio puede ser asfixiantemente complicado para las mujeres que se atrevan a promoverlo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X