"Brújula" de Mathias Enard
8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Hay que estar preparado para la lectura de la última obra de Mathias Enard. La novela, galardonada con el premio Goncourt, es un compendio de historias dentro de historias, de temas que se suceden, de anécdotas y de erudición que puede apabullar hasta al más acostumbrado.

En su apartamento de Viena, mientras empieza a nevar sobre la ciudad, el reconocido musicólogo Franz Ritter evoca todo lo vivido y aprendido mientras sus pensamientos vuelan hacia Estambul, Alepo, Palmira, Damasco o Teherán, lugares que han marcado su biografía intelectual y sentimental. Durante esta noche de insomnio desfilan por su mente amigos y amores, músicos y literatos malditos, viajeros y mujeres aventureras de procedencia y destino inciertos, todos tocados por el hechizo de Oriente Próximo. De entre todos ellos, es Sarah la que ocupa sus pensamientos más profundos: veinte años ha estado Franz enamorado de esta mujer, con la que ha compartido una intensa relación marcada por los viajes y por la cultura oriental.

Mathias Enard nos propone un viaje por el tiempo y el espacio, por la nostalgia y por el recuerdo, por la vida del protagonista y por cientos de vidas más. El insomnio, que a todos nos provoca momentos de ensoñación, de reflexión y de recuerdo, lleva a Franz Ritter a rememorar episodios de su vida y conectarlos con las vidas de autores, músicos  y todo tipo de personajes. En la memoria de Ritter destaca Sarah, su amor más preciado pero también la persona que le resulta más desconocida. A través de Sarah y de su atracción por Oriente, conoceremos al protagonista, sus gustos, sus obsesiones y su erudición. Enard entiende su novela como un compendio y usa la ensoñación insomne de Ritter como excusa para hablar de todo aquello que le gusta, de sus influencias e intereses, y también para reflexionar sobre las relaciones entre Oriente y Occidente.

La mayoría de las entrevistas al autor con motivo de la publicación del libro se dedican a preguntarle sobre el Islam. Son temas que venden bien la charla con el escritor aunque para mí tienen una importancia relativa. Lo que hace Enard en “Brújula” trasciende las fronteras de Occidente u Oriente, porque se acerca al hombre de manera integral, de manera orgánica, y nos hace partícipes de su creatividad, de su evolución y de sus contradicciones. En una de esas entrevistas, el escritor dice “…precisamente yo escribí ‘Brújula’ para escapar de la violencia. Porque, por muy minoritaria que sea, nos tapa la realidad de la diversidad…”. Y ese es el principal triunfo del libro, la diversidad de temas, de conceptos y de retratos de Oriente (y también de Occidente) que nos lleva a reflexionar más allá de la inmediatez de la noticia que llena los titulares de los periódicos.

Tal y como he empezado diciendo, “Brújula” no es un libro fácil. Exquisitamente escrito, es una lectura lenta, que se disfruta mejor dilatándola en el tiempo, como un libro de relatos que uno lee cada noche, como una suerte de “Las mil y una noches” con la que comparte espíritu. Esto es, a la vez, una virtud y un defecto en una era en la que lo rápido y lo que nos engancha sin remedio se valora más. Lo recomendable sería acercarse a la novela de Enard con la mente abierta y con ganas de dejarse sorprender. Seguro que tras acabarla afrontaremos de forma muy distinta la próxima noche de insomnio que suframos.



Editorial: Literatura Random House
Web editorial
ISBN: 9788439731818
Páginas: 448
Precio: 22,90 €


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies