Sidetrack City y otras historias extraordinarias
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Tras sorprendernos con la publicación del excelente Submundo, Autsaider Comics continúa su labor de recuperación de piezas maestras del cómic underground con Sidetrack City, también de Kaz, una incursión en un escenario urbano convertido en pura alucinación. 

¿Pueden servir las drogas de abrelatas de la creatividad? Es difícil decirlo. Seguro que el consumo desordenado de sustancias diversas ha chamuscado algunos cerebros privilegiados; al mismo tiempo, también nos ha permitido acceder al universo más delirante de mentes ya de por sí poco ortodoxas como la de Kazimieras G. Praupuolenis, más conocido como Kaz, un ilustrador y autor de historietas estadounidense cuyo nombre está unido a lo mejor del cómic underground de publicaciones míticas como Raw o Weirdo.

Sidetrack City y otras historias extraordinarias. Kaz. Autsaider Cómics.

Desengañado con la industria del cómic, con la que apenas conseguía sobrevivir, Kaz decidió concentrar sus esfuerzos en ganarse la vida con la ilustración en la misma época en la que, abatido por una ruptura sentimental, se mudó a vivir con un buen amigo con el que compartió lecturas, música y viajes en LSD. Curiosamente, esas memorables fiestas caseras fueron el incentivo para regresar al mundo del cómic.

Kaz reconoce que nunca fue capaz de dibujar nada bajo los efectos de las drogas, pero sí que, en pleno viaje, tomó notas que sirvieron de inspiración para la creación de las imprevisibles historietas que componen Sidetrack City, una ciudad distorsionada y repleta de criaturas mutantes que, como él mismo explica en los retazos de conversaciones que sirven de prólogo a este magnífico libro, combinan el colosalismo alienante de Albert Speer, los delirios expresionistas de Fritz Lang o Robert Wiene, el neogótico gothamiano o la mezcla de pop y cyberpunk del Dal Tokyo de Gary Panter.

Sidetrack City y otras historias extraordinarias. Kaz. Autsaider Cómics.

A partir de entonces, Kaz empezó a escribir historias con completa libertad protagonizadas por diablos demasiado sentimentales, piezas de maquinaria abandonadas en un infierno industrial y mujeres hiperduras como Virus Slunk, devota del “licor cañero, la heroína extrafuerte y los novios… muertos”. Sidetrack City se convirtió en la perfecta expresión de una creatividad desbordante y desordenada, que mandaba al carajo el relato aristotélico y las estrategias marketinianas; una serie de historias que entroncaban con el atentado al orden lógico y moral que antes propusieron los surrealistas y también el punk. Uno no puede evitar imaginarse las historias de Sidetrack City con una banda sonora de Richard Hell –que de hecho aparece citado por el propio Kaz–, Television o Suicide. Si están hartos de los tres actos, el dichoso viaje del héroe y la reproducción mimética de la realidad, prepárense para disfrutar con la lectura de esta excelente muestra de arte alienígena; un delirio que, por una módica cantidad y mucho menos riesgo, equivale a un viaje en LSD.



Editorial: Autsaider Cómics
Web editorial
Páginas: 76
Precio: 17 €
Guión: Kaz
Dibujo: Kaz
Formato: Cartoné, blanco y negro


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies