Parece que fue ayer que llegábamos a Donostia bajo la lluvia, pero ya estamos en el último día y  con los últimos films para disfrutar. Hoy ha llegado el turno de uno de nuestros Jedis preferidos, Ewan McGregor, que se nos ha puesto a dirigir con “American pastoral”. También ha sido la jornada donde hemos visto la película que ha dejado muda la sala del Principal, “Arrival”.

Ewan McGregor

Ewan McGregor se pone tras la cámara

“Todos los directores de cine con los que he trabajado me han influido, incluso algunos me han enseñado a reconocer qué es lo que no hay que hacer”, explicaba Ewan McGregor en la rueda de prensa de su primera película como director “American Pastoral”, una adaptación de la novela de Philip Roth. “No hay una manera correcta de dirigir, todo depende de tu personalidad. En mi caso, ruedo desde un punto de vista de actor “, añadió.

McGregor se ha dirigido a él mismo junto a Jennifer Connelly y Dakota Fanning. “Llevaba años dentro del proyecto queriendo interpretar a el “Sueco”. Por eso, cuando surgió la oportunidad de que yo fuera el director no quise renunciar tampoco a mi papel de actor “, explicó el actor que tenía a su lado a Jennifer Connelly acompañándolo en su visita a Donostia .

La novela de Roth es bastante cruda. Narra el drama de una familia modelo estadounidense, el padre es un exitoso hombre de negocios y la madre una ex reina de la belleza, la hija adolescente los abandona arrastrada por sus convicciones ideológicas, tras cometer un acto violento. McGregor, padre de cuatro hijas, ha conectado en este aspecto con su personaje: “Sin llegar a este extremo yo también he vivido su rechazo durante la adolescencia y como padre he sentido la necesidad de recuperarlas”.

“American Pastoral” es también un repaso a la historia de América a través de imágenes de archivo y las vivencias de los protagonistas. McGregor ha explicado que no ha tenido la oportunidad de conocer personalmente al escritor, aunque se ha adentrado en la novela para conseguir transmitir la esencia de la obra de Roth. “Para ello me metí dentro de la novela durante muchos meses. La leía constantemente y escuchaba sus versiones sonoras en el coche o haciendo footing “. Sí ha recibido por escrito la aprobación de Roth. “Significó mucho. Si no le hubiera gustado hubiera sido un fracaso para mí “.

“Me ha intrigado el personaje de Dawn, porque es fuerte, quebradiza, con una compleja personalidad y que mantiene su lucha como madre. No puedo imaginar experimentar este tipo de pérdida. Tengo tres hijos y son un tesoro para mí, no sé cómo me sentiría “, explicó, por su parte, Jennifer Connelly.

American pastoral

American pastoral

Seymour Levov, el “Sueco”, un atleta legendario en el instituto se ha convertido en un exitoso hombre de negocios casado con Dawn, una ex reina de la belleza. Pero, tras la apariencia impecable de la vida del “Sueco”, se forja la tormenta. Cuando su hija Merry desaparece tras ser acusada de cometer un acto violento, el “Sueco” se dedica a buscarla y a reunir, de nuevo, a su familia. Lo que descubre remueve los cimientos, obligándole a mirar más allá de la superficie y afrontar el mundo caótico que lo rodea: Ninguna familia estadounidense volverá a ser la misma.

Ewan McGregor se ha decidido a ponerse tras la cámara con la adaptación de una novela de Philip Roth. Curiosamente en la rueda de prensa, Ewan confesó que nunca lee las críticas como actor y que tampoco leerá comentarios sobre su debut, ya que, según ha defendido, su objetivo es “hacer sentir algo en pantalla”. Sí parece que sus amigos las leen: “Entiendo que no todas las críticas han sido positivas y mis amigos me lo dicen”.

Realmente la versión cinematográfica de “American pastoral” no acaba de funcionar. Hay una primera parte, el desarrollo, que sí capta la atención pero después la historia se vuelve excesivamente enrevesada, poco creíble. A los actores se les ve rígidos, sobre todo a McGregor y los diálogos suenan artificiosos para que el público pueda sentirse identificado o afectado. Una pena porque McGregor nos cae muy bien.

Ikari / Rage

Ikari / Rage

En una de las paredes de una habitación donde encuentran unos cuerpos brutalmente asesinados, aparece la palabra “ira” escrita con la sangre de las víctimas. Un año después, todavía no han encontrado al asesino. El caso erosiona la capacidad de la gente para confiar en los demás, especialmente la de tres parejas en una pequeña población pesquera, en Tokio y Okinawa, que acaban de hacer amistad con una persona de misterioso pasado.Más allá de la confianza está la ira, una emoción que tiende a convertirse en violenta ya revelar de una manera imprevisible el misterio que se esconde tras un asesinato.

“Ikari / Rage” de Lee Sang-il con el siempre solvente Ken Watanabe es un thriller marcado por un crimen salvaje. A partir de aquí nos adentra en la vida de tres sospechosos. La violencia dirige el film, pero también los momentos en que uno debe confiar o no en los demás. El film tiene momentos impactantes, sobre todo cuando la violencia se desata. Con todo le cuesta terminar, se excede en los epílogos y en dar muchos mensajes finales. Al final de termina haciendo pesada.

Arrival

Arrival (La legada)

Cuando misteriosas naves espaciales aterrizan en diferentes lugares del planeta, un equipo de élite liderado por la experta lingüista Louise Banks (Amy Adams) es reclutado para investigar. Mientras la especie humana se encuentra al borde de una guerra global, Banks y su equipo buscan respuestas a contrarreloj, y para encontrarlas, Banks correrá un riesgo que podría amenazar su vida y posiblemente a la humanidad.

En esta momento no se me ocurre un mejor film para cerrar el Festival que la nueva película de Denis Villeneuve. Un potente film de ciencia ficción que une emoción e inteligencia. Con una magnífica interpretación de Amy Adams, Villeneuve nos sirve el diálogo, la capacidad de comunicarse los unos con los otros como la mejor valía de salvar el mundo. Imagen, mensaje, música y tocar la fibra son las características de este nuevo film del director de “Enemy”.

El Odyssée

L’Odyssée / The Odyssey

El legendario explorador Jacques Cousteau ( Lambert Wilson) y su hijo Philippe ( Pierre Niney) , que mantienen una relación distanciada, se embarcan en su mayor aventura. A bordo del Calipso, se encontrarán el uno al otro, antes de que la tragedia los golpee.

“The Odyssey” nos acerca la figura de Jacques Cousteau más allá de la imagen que se conoció en sus documentales surcando los mares de todo el mundo. El film muestra la evolución de este hombre que se nos muestra primero como un aventurero, seductor, egocéntrico y, muy al final, como un ecologista. La película es curiosa para conocer el hombre, sobre todo si de pequeños, como yo, habíais visto sus documentales. No deja de ser, sin embargo, una peliculita de sobremesa. Un biopic sin más ambición que la de concienciar que el mar todavía es de todos y hay que protegerlo si queremos continuar disfrutándolo.

Y con el señor del sombrero rojo de submarinista damos por terminada la 64 edición del Festival de San Sebastián. Hasta el próximo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X