El padre
6Nota Final

Basada en la obra del joven y exitoso autor francés Florian Zeller, El Padre nos trae a Héctor Alterio de vuelta a los escenarios catalanes con un tema tan complicado com el Alzheimer. Una tragicomedia atrevida y diferente que nos sitúa en la mente del protagonista.

Es difícil hablar de El Padre sin chafar un poco la posible sorpresa-confusión que interpelará al público, aunque desde el primer momento sabemos que la obra habla de lo que habla: el deterioro mental de Andrés y su pérdida de contacto con la realidad. La perspectiva que toma el autor es explicárnoslo desde el punto de vista del propio protagonista. Es por ello que la obra es confusa a veces, hasta que entendemos cual ha sido la intención última del director (José Carlos Plaza) al presentarnos las coses tal y como lo hace.

El escenario y sus ausencias, la aparición y desaparición de personajes, los diálogos repetidos (¿te acuerdas? ¿te acuerdas?), toda la confusión está al servicio de adentrarnos en el cerebro de Andrés y en su manera de percibir la realidad. Es una idea valiente y novedosa, pero por desgracia, mucho más cinematográfica que teatral. Los flashbacks, la música, las repeticiones… es posible que hubieran funcionado mucho mejor en la gran pantalla, pero, de alguna manera, en el escenario chirrían y no acaban de cuajar. Creo que esta historia habría sido un gran corto cinematográfico tal y como está planteada, pero como obra de teatro de hora y cuarenta minutos de duración, acaba siendo repetitiva en exceso, perdiendo así la fuerza de las sensaciones que intenta transmitir.

A pesar de esto, la propuesta no deja de ser Valiente y el texto es potente, jugando entre la comedia y la ternura, sin ridiculizar nunca a nuestro protagonista. Y qué protagonista. Esta obra necesitaba un actor potente para transmitir, sin caer en dramatismos facilones, toda la condición de la enfermedad. Y Héctor Alterio, que el día 21 de Septiembre hará nada más y nada menos que 87 años, ES el actor que Plaza necesitaba. Se come literalmente a sus compañeros de escena y, francamente, podría hacer la obra completamente solo y no perderíamos nada. Con un comienzo más débil y frágil, el actor va in crescendo a lo largo de su actuación, sin excesos, acertada en todo momento, transmitiendo fragilidad sin caer en la lástima, poniéndonos magistralmente en su piel. Todo un placer ver al maestro en escena. El papel le permite mostrar un lado cómico (a pesar del tema), otro mas frágil y tierno, pasando por la rabia y el enojo. Efectivamente, lo más grato de El Padre es ver a Alterio sobre el escenario, sólo por eso ya vale mucho la pena.



Teatro: Teatre Romea
Web teatro
Autor del texto: Florian Zeller
Dirección: José Carlos Plaza
Intérpretes: Héctor Alterio, Ana Labordeta, Luis Rallo, Miguel Hermoso, Zaira Montes, María González


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies