Hay una generación, a la que pertenezco, a la que le gusta volver a los 80. No importa hacerlo subidos en un DeLorean y cargados de palomitas dentro de una sala de cine llamada Phenomena, como delante de la pequeña pantalla disfrutando de una serie de televisión de nombre “Stranger things”. Por que esto, el retorno al pasado, es lo que ha convertido esta serie de Netflix, en la revelación del verano.

La sinopsis de “Stranger things” puede dejar entrever que estamos ante una serie con toques de ciencia ficción/terror sin más. Un niño desaparece repentinamente en un pueblo de Indiana en 1983, sus amigos y familia al lado de la policía local intentan buscar respuestas y acaban descubriendo todo un misterio sobrenatural que involucra facciones secretas del gobierno haciendo experimentos y una niña extraña.

Stranger things

¿Quién está detrás de la serie?

“Stranger things” es una serie original de Netflix, escrita y dirigida por los hermanos Matt y Ross Duff, con Shawn Levy como productor ejecutivo. Los hermanos Duff han sido guionistas de varios capítulos de “Wayward Pines”, una serie con toques de misterio que no ha tenido tanto éxito y que ha sido recibida con opiniones más divergentes.

La banda sonora creada por Kyle Dixon y Michael Stein hace retroceder inmediatamente a la década de los 80 con ese aire retro que da la música de sintetizador que recuerda bandas sonoras de películas como “Tron” o “Blade Runner”, a los que se suman temas clásicos de intérpretes y grupos como The Clash, The Bangles, Peter Gabriel, Joy Divison, entre muchos otros.

Stranger things

Cuando las bicicletas eran BH y no “bicing”

Walkie-talkies, bicicletas estilo BH antes de que pedalear fuera “hipster”, teléfonos de disco o cigarrillos humeantes dentro y fuera de las casas marcan la serie. Cada uno de sus elementos transportan al espectador a una década predeterminada de manera irremediable y sin fisuras: los 80. Y es esto y la nostalgia que se deriva la que da a “Stranger things” un aire diferente. La posibilidad de tocar a una determinada clase de espectador más que cualquier otra serie.

Las referencias son obvias para cualquier cinéfilo de los 80. Steven Spielberg, John Carpenter, Stephen king … o lo que es lo mismo “ET”, “Cuenta conmigo”, “Los Goonies”, “Ojos de fuego”, “Carrie”,”Poltergeist “. Pero “Stranger things” no es una reinterpretación de todos estos films, es una nueva historia decorada con clichés antiguos: el grupito de raritos de la escuela, los que abusan de ellos, madres preocupadas hasta el exceso, adolescentes mirando de encontrar el amor no siempre en la persona adecuada y fenómenos paranormales terroríficos. Y de trasfondo la amistad, la familia, el amor y el viaje a la madurez.

Los nuevos Goonies?

Mike (Finn Wolfhard), Dustin (Gaten Matarazzo), Will (Noah Schnapp) y Lucas (Caleb McLaughlin) son un grupo de frikis. Juegan en el sótano de Mike a “Dragones y mazmorra”. Los apasionan las ciencias, soñar con otras galaxias en el Halcón Milenario mientras se desplazan de un lugar a otro con sus bicicletas. No lo pasan muy bien en la escuela, hay “compañeros” que les molestan. Y un buen día todo cambia. La noche que Will desaparece y aparece en sus vidas la extraña Eleven (Millie Bobby Brown), una de las revelaciones de la serie.

Se les puede considerar los nuevos Goonies o Mike, el nuevo Elliot dispuesto a defender a toda costa alguien fuera de lo normal. Lo cierto es que este grupo de amigos acaban tocando al espectador como lo hicieron los ejemplos citados. La fragilidad del Mike, la incredulidad de Lucas o la ironía de Dustin. Sí, son raritos pero al estilo “The big bang theory” y si pudieras volver al pasado y tener su edad molaría pedalear a su lado tratando de encontrar el pobre Will.

strangerthings

No penseis que sólo es una serie con las aventuras de unos niños envueltos en extraños acontecimientos paranormales. La adolescencia, encarada por la hermana de Mike, Nancy (Natalia Dyer) y el hermano del Will, Jonathan (Charlie Heaton) y el mundo de los adultos representado por los padres de Mike, la madre coraje de Will con el rostro de una resucitada Winona ryder y Jim Hooper (un magnífico David Harbour ), el jefe del departamento de policía de Hawkins y un malo sin concesiones encarnado por Matthew Modine . Pocas caras conocidas en una serie que cuida la estética de la época, donde nadie es artificialmente atractivo … gente normal con pinta normal viviendo cosas extraordinarias. Justo lo que muchos quisiéramos -excepto el pequeño detallito del monstruo peligroso.

Puede decirle inspirada en los 80, que hace homenaje o que copia directamente … aquí cada uno es libre de pensar lo que quiera. Pero lovers y haters estarán de acuerdo en que “Stranger things” aunque sólo sea por el número de comentarios, artículos y discusiones que ha generado se ha ganado el título de serie del verano. Lo que también está claro es que si un día soñaste en volar en una bicicleta gracias a un ser extraterrestre o vivir la aventura de buscar un barco pirata con un grupo de amigos raritos pero avispados, “Stranger things” es tu serie .La que no te puedes perder porque será como subir al DeLorean del Doc y viajar al pasado, a los 80 ..

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies