Star Trek: Más allá
4Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Star Trek: Más allá es la decimotercera película de Star Trek y la tercera desde el reboot, el relanzamiento de la saga, que dirigió J. J. Abrams en 2009. Tras presentar la formación del grupo de tripulantes de la Enterprise, vivir sus primeras aventuras y enfrentarse a Khan en su continuación, Star Trek: En la oscuridad (2013), firmada también por el director de Super 8 (2011) y Star Wars: El despertar de la fuerza (2015), ahora Kirk (Chris Pine), Spock (Zachary Quinto) y sus compañeros se enfrentan a una nueva y belicosa especie alienígena, liderada por Krall (Idris Elba), que pretende acabar con la Federación.

Mantener el listón fijado de uno de los mejores directores del Hollywood actual como es J. J. Abrams era muy difícil, al alcance de pocos, y Justin Lin, director de algunas de las entregas de la saga Fast & Furious, no logra estar a la altura. Las cintas anteriores mezclaban, con un gran sentido del ritmo, acción y emoción, entretenimiento y profundidad conceptual en los temas tratados. En cambio, la nueva de Star Trek es un mero divertimento sin personalidad propia. Sin duda, la decepción cinematográfica del verano.

El guión, firmado por Simon Pegg, que vuelve a interpretar el personaje de Scott, y Doug Jung (Dark Blue, Banshee), está lleno de lagunas y no profundiza en los temas que esboza la historia ni en los personajes que perfila. No va más allá de una sencilla narración de aventuras, llena de lugares comunes y lejos de las ambiciones argumentales de las dos anteriores películas de la saga. Los conflictos de los principales personajes son, directamente, una broma; su personalidad, unidimensional; y en los diálogos abundan las frases vacías y tópicas. Además, el humor que recorre la trama es pueril, mal integrado en la acción y, lo peor, sin gracia. Nuestros héroes, anteriormente personajes complejos, con atractivos desarrollos y arcos de transformación, se vuelven planos y faltos de verdadera emoción y credibilidad. El nuevo villano carece del carisma y las sólidas motivaciones del complejo y shakesperiano Khan de la anterior cinta trekkie, interpretado genialmente por Benedict Cumberbatch.

Star Trek: más allá

Star Trek: Mas allá pone el énfasis en la acción desmedida y la espectacularidad y, por lo tanto, el apartado técnico del film ofrece un gran espectáculo visual, especialmente en las escenas de acción de la primera hora. Sin embargo, los efectos especiales son bastante olvidables en esta ocasión, debido a que juegan en detrimento de la historia y el desarrollo de los personajes. Únicamente la banda sonora, elaborada nuevamente por el gran Michael Giacchino, sigue estando a la altura.

El reboot de Abrams sirvió para rejuvenecer la saga e insuflar nueva vida e interés a los personajes creados por Gene Roddenberry hace 50 años. Star Trek: Más allá, sin embargo, supone un paso atrás, ya que únicamente es un clásico, ligero y funcional blockbuster en el que prima el despliegue técnico por encima de cualquier otro aspecto. Teniendo como antecedentes dos películas de mayor enjundia, en la era de Gravity (2013), Interstellar (2014) y Marte (2015), eso ya no es suficiente.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X