Port Arthur
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

“Un hombre ha sido detenido. Lo acusan de haber provocado un crimen terrible. Él no recuerda nada. Dos inspectores de policía le harán preguntas para que haga memoria. O quizás pretenderán que se crea todo lo que ellos le relaten.”

El autor de la trilogía sobre la identidad formada por Una història catalana, Pàtria y Vilafranca, Jordi Casanovas, uno de los dramaturgos más reconocidos de la escena catalana contemporánea, llega al CCCB durante el Festival Grec 2016 con Port Arthur: un texto traducido y adaptado directamente de la transcripción filtrada por Wikileaks del interrogatorio a Martin Bryant.

Dafnis Balduz (Bangkok) se pone en la piel del asesino que perpetró la masacre moderna más grande de Australia y que llevó al lanzamiento de la ley de control de armas en el país. Haciendo de los dos interrogadores están Javier Beltrán (Little ashes) y Manel Sans (Clèopatra), a quienes la obra los posiciona en una dicotomía entre la voluntad y la necesidad de hacer justicia.

La potencia del texto, la puesta en escena y la dirección de Casanovas son suficientes para aguantar una obra así, con unas básicas pero efectivas directrices y una lógica situacional. Una transcripción literal de un interrogatorio tan duro como el que se hizo a Martin Bryant interesa y mantiene en tensión a cualquier espectador. Incluso una lectura dramatizada sería suficiente para tener a la audiencia cautivada con lo que uno pregunta y el otro responde.

"Port Arthur" Jordi Casanovas

Aún así, se agradece esta versión en directo que se nos ofrece. Mantiene el interés, tiene ritmo y capta bastante bien la esencia, pero al salir el público tiene la sensación de que hay algo inexplicable que no ha funcionado. Se tendría que salir de la sala impactado, pensando en lo que se ha visto, comentando con quien se tiene al lado la situación que se ha presenciado. Pero no es del todo así, los silencios y los vacíos mentales dibujan la salida del CCCB.

Puede ser el cambio constante de personalidad que sufre el protagonista, su naturalidad extrema en algunos momentos y su locura casi esquizofrénica en otros; nunca nadie diría que el personaje que tenemos delante tiene un coeficiente intelectual de 66 (por debajo de un niño de once años). Aun así, quizás precisamente el hecho que no vamos a ver una lectura dramatizada sino una obra de teatro hace que el público busque algo más de lo que le puede dar un vistazo rápido al interrogatorio ya público. También puede ser que, el hecho de que la energía de Javier Beltrán no esté a la altura y que a veces no se le oiga o entienda, afecte la total inmersión del espectador en lo que está sucediendo.

En resumen, Port Arthur es un espectáculo que merece ser visto, ni que sea para tener la información clara de qué pasó aquel 28 de abril de 1996, o al menos intentarlo. No es, ni de lejos, la mejor creación de Jordi Casanovas, pero es una obra tensa, interesante y dura, que, a pesar de no ser en la salida, hace pensar a medio plazo.



Teatro: CCCB:
Web teatro
Autor del texto: Jordi Casanovas
Dirección: Jordi Casanovas
Intérpretes: Dafnis Balduz, Manel Sans y Javier Beltrán


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies